Técnicas de concentración para carreras de Trial

311 Visto Dejar un comentario

Trialero, hasta a los pilotos más pros les cuesta esfuerzo mantener su cabeza en las carreras, sobre todo cuando las cosas empiezan a ir mal. La concentración para trial es un reto a que todos los pilotos, profesionales o aficionados, se enfrentan en uno u otro momento.

Seguro que más de una vez te ha pasado esto: has hecho tus entrenos, has puesto la moto a punto, has comido bien, has descansado… Y por fin llega el momento de arrancar y enfrentarte a esa carrera.

Así que te subes a la moto, metes la marcha y te lanzas a superar esa zona. Y entonces los pies parece que te van por libre, la moto no hace lo que quieres y tu mente está en otro sitio.

tienda outlet online de trial

Te sientes desconectado, pasas la zona como puedes, acabas frustrado y ya vas el resto de la carrera con la cabeza en negativo. ¿A que te ha pasado?

Las zonas de trial exigen que nuestros pensamientos estén centrados en el terreno, la moto, nuestro cuerpo… El trial es aquí y ahora, y más que en cualquier otra disciplina de moto, la concentración es vital.

En este artículo te enseñamos la técnica de psicología deportiva que tienes que seguir para mantener la concentración para trial y que tu mente, tu cuerpo y tu moto no se desconecten entre zona y zona.

Lo primero que te preguntarás es… ¿Es normal que te desconcentres tanto?

Nuestra psicóloga deportiva, Carla Rodríguez trabaja con muchos pilotos profesionales… Y te puede decir que hasta a ellos les cuesta mantener la concentración durante mucho tiempo.

Una persona puede concentrarse plenamente durante unos 45 minutos seguidos antes de empezar a sentir cansancio y tener pensamientos intrusivos o desmotivadores. Lo bueno es que al igual que otras capacidades, la concentración también se puede entrenar.

¿Y cómo se entrena la concentración para Trial?

El primer paso, es saber cuánto tiempo eres capaz de mantener la atención en una tarea sin que pensamientos o emociones alternativos aparezcan y te pongan en modo automático.

No es un dato exacto, así que obsérvate durante varios días para ver cuánto tiempo de media eres capaz de mantener la atención. El segundo paso será descubrir qué pensamientos o imágenes te vienen a la mente, y qué emociones o sensaciones generan en tu cuerpo. Por ejemplo, si acabas de salir de una lesión, aunque tu cuerpo ya esté recuperado tu mente puede necesitar un poco más de tiempo, y quizá aun no es el momento de subirte de nuevo a la moto.

Así que analiza, ¿qué te está robando la concentración? ¿Cómo te está haciendo sentir?

Descubrir estos pensamientos te da una pista muy importante de dónde están tus inseguridades, necesidades e intereses.
Conocerlos será la clave para que no te asalten en los momentos en que tus barreras estén más bajas y que puedas tomar mejores decisiones sobre la marcha. El tercer paso para mejorar tu concentración para trial es intentar resolver esos asuntos que te están inquietando.

La mejor forma de no tener pensamientos que interfieren en tu rendimiento deportivo no es reprimirlos o esconderlos, sino dedicarles el tiempo que nos están pidiendo, en situaciones elegidas por nosotros para hacerlo.

El cuarto paso consiste en que aprendas a darte autoinstrucciones. Estas son frases cortas y muy directas que te dices a ti mismo relacionadas con acciones que quieres que salgan bien. Por ejemplo, “tacto de gas, ábrete al giro, controla el embrague”

Con estas autoinstrucciones mantienes tu mente focalizada, evitas ese diálogo interno que te desconcentra y predispones mejor tus músculos para reaccionar rápido a las órdenes del cerebro.

Y el quinto paso para mejorar tu concentración para trial, es practicar alguna actividad que requiera atención, como yoga o mindfulness, u otras más creativas que te gusten aunque no tengan que ver con el deporte, como tocar música o aprender a cambiar esas piezas de la moto que nunca has tocado.

Estas actividades tienen muchos beneficios a nivel cerebral, ya que emplean redes neuronales diferentes a las que solemos utilizar cuando practicamos deporte, por lo que dejamos que las habituales “descansen”.

Por lo tanto, además de estar entrenando la concentración, es como si le dieras un respiro a tu cerebro. Y luego te será más fácil realizar un esfuerzo intenso donde más te interesa, que es encima de la moto.

Así que piloto, piensa en esto: si quieres ir más fuerte en la moto entrenas tu físico y si quieres mejorar la técnica practicas movimientos básicos, ¿a que sí? Pues si quieres mejorar tu concentración para trial, practica actividades en las que requieras concentrarte y no dejes de lado los motivos que te hacen perder la atención.

Estas son algunas de las técnicas de psicología deportiva que aplicamos con los pilotos y aficionados que trabajan con nosotros en Powering Offroad. Y si tu también quieres que tu cabeza te ayude a ganar carreras, ahora ya sabes lo que tienes que entrenar, a parte de tu físico.

banner powering

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *