bonaigua aran1

Trial en el Valle de Aran. Por Victor Bonaigua

434 Visto Dejar un comentario


bonaigua aran1¡Muy buenas zonas!

Ya hacía tiempo que la idea me rondaba por la cabeza y ahora ha llegado el momento de presentar mi nuevo portal de internet. Nace de manera modesta, pero con toda mi ilusión. www.bonaigua-trial.com  

Esta página web no pretende ser un referente en el mundo del Trial ni en su colectivo, solamente me gustaría abrir una ventana en internet para que la gran familia trialera tengamos un portal más en el que disfrutar de nuestra afición.

Podrás seguir comentarios, fotos, videos y toda la actualidad relacionada con mi entorno trialero, ya que la seguiré actualizando con más contenidos. Espero que os guste.

Este nuevo portal, mi portal, me viene al dedillo para hacer esta novena entrada en el blog y veréis porqué.

No puedo dejar de comentar “en primera” mi andadura trialera por el Valle de Arán, ya que, al fin y al cabo, también fue (sin haberlo previsto) el inicio de las incursiones en Internet, a través del “bonaigua”.

Desde primeros de los 80 que, en menor o mayor medida, nos desplazábamos al Valle para ir a esquiar a Baqueira.

No fue hasta finales de esa misma década que decidimos comprar un apartamento en Viella. Es entonces cuando conocí a varios trialeros, algunos de Barcelona (Joan Domènech, Ángel Díez, Manolo Iborra…)otros residentes en la zona(Àngel Gil, Paco Pérez, Pepe, Antonio, Miguel…).

Allí nos reuníamos para poder hacer, más que zonas, sobre todo excursiones. El terreno lo permitía y, además, no existían los problemas actuales de ahora con el acceso al Medio Natural. Pensad que casi todos íbamos con las motos sin documentar.

bonaigua aran3Excursiones de pocas horas, por la mañana, por la tarde, de días completos… pero cuando verdaderamente todo llegaba al éxtasis de las excursiones trialeras, era cuando con Joan Domènech (el guía), Joan Rodríguez (el bromista), Jaume Estruch (el aventurero, epd), Nando Barbé (el técnico) y yo (el meticuloso), dedicábamos todo un fin de semana del mes de Julio (a veces incluso durmiendo a más de 2.000 metros) a trialear por la zona.

Justo cuando acabábamos la jornada laboral del viernes, después de un largo viaje (4 horas), dejando atrás el famoso y maltrecho túnel de Viella y aprovechando la luz solar que todavía se cernía sobre el valle, era cuestión de calzarse las botas, ponerse el casco (en los primeros tiempos ni eso), arrancar la moto y disponerse a realizar unas “zonitas” en los ríos y laderas cerca de casa.

El sábado era otra historia. Aquí la excusión ya estaba planificada con tiempo.

Una mochila, una lata de gasolina, cuatro frutas (recuerdo como gran manjar los melocotones con sabor a gasolina, jajaja…), algo de bebida (aunque no era necesario porque parábamos en cualquier arroyo de las siempre frías y cristalinas aguas), algo de ropa de abrigo por si las moscas y desde las 10 de la mañana, hasta las 7 de la tarde (9 horas sobre la moto) disfrutando y contemplando los mejores parajes que he visto en mi vida, en mi país, a bordo de una trialera.

No olvidaré nunca todas las excursiones que hicimos: el Port de Caldes, el de Ratera, el Rosari, Tort de Rius, Tuc de la Pincela, de la Llança, el Maubèrme, los Besiberris, Colamoforno, el Forcall… los lagos de la Restanca, Mar, Redó, Saboredo, el Circ de Colomers, Liat… como no el gran Montarto (2.833 m.) sobre todo, por el lado de Oelhacrestada, etc… mil anécdotas, pero lo que no podré olvidar nunca es el Port de la Bonaigua, por lo que representó en su momento y por lo que representa ahora.

Dormir (o lo que sea) dentro de una tienda, con frío, mucho frió, lloviendo, con truenos y relámpagos, en la parte más alta e interna del Port de la Bonaigua, son sensaciones que no las puedo transmitir por escrito y por eso, siempre, desde los inicios de Internet, me fijé como nick, “bonaigua” de esta manera, siempre llevaré conmigo estos recuerdos cada vez que “clicke” el teclado.

Tampoco olvidaré nunca los TRIALES del Campeonato del Mundo que allí se celebraron. Triales incluidos en las fiestas mayores de cada pueblo: Baqueira, Salardú, Arties, Les, los 2 Días de Viella, sobre todo la primera edición, que nos cayó una nevada que hizo que estuviera a punto de suspenderse, pero que, con pocos recursos, se tiró adelante y quedó, para mí, uno de los mejores triales en los que he participado nunca.

También me gustaría que alguien (de los llamados ecologistas) me indicara alguna ubicación (de las pruebas del Mundial, por ejemplo) que todavía tenga señales de que un día, por allí, hubieron zonas e interzonas, en las que pasaron cientos de motos y pilotos.

Os dejo un video (ver más abajo) de una de las excursiones, concretamente a los lagos de Liat en el año 2.000, en una época que no había máquinas digitales, ni GoPro, ni nuevas tecnologías, ni el euro, jaja… pero que ya por entonces empezaba a despuntar un nuevo “cáncer” y que no eran las motos precisamente, ni mucho menos el trial.

bonaigua aran2Era lo que iba a ser una persecución sin precedentes, una Ley, la 9 / 1995 de 27 de julio, de acceso motorizado al medio natural (de la que ya haré otra entrada) pero que a la postre, sería la que acabaría con todo este tipo de excursiones trialeras y también de mi ilusión por tener una segunda residencia en el Valle, a la cual, cada vez se me hacía más largo y pesado el desplazamiento.

Sí que quiero mencionar que, antes de poner fin a esta situación, contacté con el Síndico de Arán y el Conseller “de turno” de Medio Ambiente, para intentar formalizar una única excursión; identificada, controlada, con todos los permisos y documentos necesarios para poder hacerla y no más de siete pilotos, pero mediante respuestas, siempre negativas, acabaron con mi paciencia, por lo que, con lágrimas en los ojos, en el 2002 puse fin a mi etapa trialera en el Valle de Arán.

Tampoco me quiero olvidar de la anulación, por parte de los Agentes Rurales, de varias zonas de un trial, que se organizó en septiembre del 2007, porque decían que podíamos incurrir en una falta muy grave de delito ecológico, con el “aniquilamiento” de no sé qué especie protegida.

Me sentí triste, pero sobre todo decepcionado, ya que, de un plumazo, se cargaron lo que tenía que ser el reencuentro del trial con el Valle de Arán.

Ese mismo fin de semana hice una excursión “furtiva”, con un sentido muy diferente a la del 2000 (la que he publicado en el video). Fue una excursión con la moto documentada, sí, pero escondido por unos parajes (que ya conocía) excepcionales, con el miedo de ser “cazado”.

Entonces sí que puse fin (y entendí) que no volvería a practicar trial NUNCA MÁS en el Valle de Arán, aunque la frase “nunca más” no me gusta utilizarla demasiado.

Por cierto… jamás nos dejaron entrar en el rio Garona para hacer zonas y en cambio, las riadas de primavera del 2013 lo arrasaron todo, dejando el valle en un estado de salud deplorable que, ni un millón de trialeras, a su paso por el rio, hubieran hecho tantos destrozos como los que causó el agua.

No me alegro, al contrario, siento una enorme tristeza por los araneses. Por otra parte, si todos estos años nos hubieran dejado pasar con las motos por los lechos de los ríos (totalmente prohibido por Ley), seguramente hubieran estado más limpios y no hubieran bajado tantos escombros que ocasionaron tapones en los diferentes puentes que los atraviesan. A ver si toman nota de una vez.

David ha facilitado los medios para canalizar cualquier comentario, pero si lo queréis hacer más personalizado, siempre me encontraréis en bonaigua@motocat.cat

¡Muchos ceros!

Víctor Martín

“bonaigua”

 

 

{bonckowall source=”2″ pkey=”album” pvalue=”101773836102156035144″ pvalue2=”BonaiguaAran” }{/bonckowall}

RELATED ITEMS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *