jcruz pipeline

Trial. El deporte que no podras practicar

696 Visto Dejar un comentario


jcruz pipelineOs deseo un feliz 2014 a todos. Trabajo, salud y trial, si es posible mucho trial del bueno federado o no, para poder olvidar al menos durante unos momentos nuestras preocupaciones y los problemas que nos acechan, y poder durante esos ratos compartir algunos buenos momentos de deporte en la naturaleza con nuestros amigos.

¿Por qué de eso se trata verdad? ¿Hacemos trial por deporte y placer o lo hacemos para ser campeones y para ganarnos la vida?

No sé si Bou y los cuatro tops siguen estos blogs, pero me parece que ellos son los únicos que han encontrado en la práctica del trial una forma de ganarse la vida; ya que al resto de los mortales nos supone un enorme esfuerzo económico y personal el poder disfrutar de unos breves momentos trialeros de calidad al año.

Esfuerzo económico y personal que sumado a las trabas burocráticas y legales nos convierten no en delincuentes como algunos quieren hacernos creer que somos; sino en auténticos héroes que luchan por sus derechos, que luchan por poder tener acceso al deporte que han decidido practicar, que luchan por tener acceso al medio natural de una forma diferente, contrastadamente limpia, en algunos casos beneficiosa para la naturaleza, beneficiosa económicamente para algunos sectores y que por justicia tenemos derecho a hacer; trial.

EL DEPORTE QUE NO PODRÁS PRACTICAR

Algunas veces las cosas no son lo que parecen.

Iósif Vissariónovich Stalin o José Stalin como se le conocía en España fue durante muchos años el presidente de la Unión Soviética. Aliado de Churchill y Roosevelt  contra los nazis, gobernó con mano de hierro la URSS y desde su llegada al poder fue sofocando gradualmente a todos los grupos opositores y creando el estado más burocrático e injusto que ha existido en la historia de la humanidad. No se podía comer si no se tenían los papeles que permitían hacerlo.

Además, a su muerte, Stalin se había convertido por meritos propios en el mayor carnicero del mundo por encima de Hitler gracias a la represión masiva en el que millones y millones de personas que se le oponían fueron ejecutadas. Esto no fue obstáculo para que Stalin tuviese una enorme cantidad de seguidores dentro y fuera de la URSS e incluso irónicamente que fuese nominado al Premio Nobel de la Paz de 1945 y 1948.

En este artículo no pretendo comparar al mayor carnicero de la historia con nadie; ni al estado más injusto que ha existido con nuestro estado o instituciones. Son solo un ejemplo extremo; un recurso para hacer ver cómo una determinada forma de organizarse y hacer las cosas que aparentemente puede ser buena a los ojos de algunos, puede estar en realidad causando un enorme daño a otros.

Pero pasemos al fondo del asunto; el trial no es un deporte de masas. Nunca lo ha sido y nunca lo será, aunque ha conocido tiempos mejores. En realidad y hablando del trial se cumple eso de “tiempos pasados siempre fueron mejores”.

La pirámide del trial la encabezan los llamados pilotos tops; Bou, Cabestany, Fajardo, Fujinami, Raga y Laia Sainz. Seis pilotos.

En un segundo escalón les siguen aquellos a los que les gustaría pertenecer a esa élite que cobra por hacer trial; Casales, Tarrés, Moret, Traviesa, Fernández-Sancho, Noguera, Martin, Sandra Gómez, Mireia Conde y algunos pocos más. ¿12 pilotos en este escalón? No creo que muchos más.

Por debajo de esa pirámide en el tercer escalón están los jóvenes pilotos punteros a nivel local que aun siendo aficionados, su objetivo es meter la cabeza en ese segundo escalón, aunque en honor a la verdad; cada vez hay menos de estos. En algunos campeonatos territoriales como el Madrileño incluso ha desaparecido la categoría más difícil por falta de pilotos con nivel suficiente. Podría decirse que puede que incluso este tercer escalón de la pirámide se haya invertido y sea menor que el segundo. ¿40 pilotos en este escalón en toda España? Creo que demasiado generoso, pero dejémoslo en 40.

Hasta aquí solo hemos hablado por supuesto del trial moderno, ya que como es lógico el trial clásico es inexistente en esos tres escalones superiores.

Para terminar el cuarto y último escalón de los pilotos noveles o simples aficionados modernos y clásicos que practican de forma federada o no el trial no para ganarse la vida ni para intentar ganársela en el futuro, sino con el último y “retorcido” objetivo que hemos comentado antes de hacer deporte y pasar buenos momentos. De estos machacas del trial hay unos 500 pilotos federados y seguramente muchos más de 500 en la sombra que ni se sacan la licencia, ni se la sacarán tal y como están las cosas.

Es decir, que la pirámide del trial Español es aproximadamente así:

jcruz piramide

Que la pirámide del trial sea tan acentuada no es ningún problema. De hecho cuanto más acentuada es, más exitoso en número de practicantes es el trial de un país, como ejemplo extremo la pirámide del trial en el Reino Unido teniendo menos tops y aspirantes que nosotros, tiene un número abrumadoramente mayor tanto en tops locales como en simples aficionados.

Lo que hacen bien ellos es que su organización del deporte se centra en conseguir un mayor número de aficionados a base de una fácil burocracia y costes muy bajos para pilotos y clubes, buscando los recursos para el deporte de élite por otras vías.

Mientras que nosotros nos centramos en conseguir títulos para conseguir  subvenciones, y estas subvenciones se gastan en el deporte de élite y en mantener un sistema y no en el deporte de base.

jcruz licenciarfmePor eso somos tan pocos y por eso es tan caro nuestro deporte.

El nuevo año 2014 nos ha traído una subida de precio en las licencias de trial, 261€ frente a 210€ del 2013. Casi un 25% de subida. La culpa se achaca a las aseguradoras que según se dice son las causantes de que el precio de nuestras licencias sean tal altos. No me creo nada.

Mi licencia 2013 especificaba claramente como se divide el pastel:

De los 210€ del año pasado, 47,95€ van a la RFME, 102,05€ van a Fedemadrid y 60€ van a las compañías de seguros;

Es decir, que la tarta 2013 se repartía así; 71,43% para federaciones y 28,57% para seguros:

En 2014 supongo que todos los conceptos habrán subido, no solo los seguros, aunque vamos a suponer que la parte del pastel de federaciones se mantiene igual y que solo ha subido la parte de las aseguradoras. Entonces de 261€ 47,95€ irían a la RFME, 102,05€ a Fedemadrid y 111€ a seguros.

Es decir que la tarta 2014 se partiría así; 57,47% para federaciones y 42,53% para seguros:

Aunque seguro que la tarta de los seguros es menor. Lo peor no son las proporciones, lo cual en realidad es solamente una justificación de una realidad injusta, lo peor son los números absolutos.

jcruz2013jcruz licencias14

La licencia de los aficionados del Reino Unido cuesta en total 10 Libras, es decir 12€ y no 261€ como aquí. Para el que quiera comprobarlo:

http://www.acu.org.uk/Uploaded/1/Documents/2014%20forms/2014%20ACU%20Trials%20Registration%20Application.pdf

Es decir que la RFME se lleva 4 veces más que la licencia ACU.

Es decir que Fedemadrid se lleva 8,5 veces más que la licencia ACU.

Es decir que el total licencia 2014 de 261€ equivalen a 21,75 veces más o lo que es lo mismo 2175% más cara que la licencia que pagan en el Reino Unido y que les da la mismas prestaciones que a nosotros.

Pues no entiendo nada. Bueno sí que entiendo con estos datos el porqué en Reino Unido hay más de 14.000 licencias. También entiendo con estos datos el porqué en Reino Unido hay más de 40 triales cada fin de semana.

Sabemos dónde van la parte de nuestra licencia destinada a seguros; bueno pensamos que lo sabemos… pero ¿Dónde terminan los más de 80.000€ que cada año las federaciones recaudan con las licencias del trial?

Pobre justificación la de los seguros en un deporte con muy baja siniestralidad. En un deporte donde la enorme mayoría según la pirámide practican un trial de muy bajo riesgo. En un deporte donde además la inmensa mayoría de aficionados de bajo riesgo participan en las categorías más bajas; amarillos.

Pasemos o no por el aro de pagar la licencia, los aficionados al trial no estamos en nada de acuerdo con las políticas y forma de gestionar nuestro deporte. La burocracia, la organización y la imposibilidad legal de actuar de otra forma traban a aficionados y clubes convirtiendo al trial en un deporte que no se puede practicar, que será cada vez menos accesible en el futuro, un deporte en el  que cambiar el sistema es imposible ya que los votos de los pilotos y paganinis son muy limitados. Por ende recordándonos en muchos casos ciertas políticas de Stalin.

Javier Cruz

 

RELATED ITEMS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *