jcruz nov

Todos para uno y uno para todos

643 Visto Dejar un comentario

jcruz novSaludos a todos de nuevo. Después de viajar al pasado de la mano de la vieja Sherpa de Luis tenía mis dudas acerca del tema a tratar en esta nueva entrada de La Interzona. Enfrentarse a un folio en blanco de forma periódica no es tarea fácil. Me he dado un tiempo limitado para escribir en Trialworld, periodo que expirará con la llegada del verano de 2014 y el tiempo pasa muy rápido.

Tenía preparado un nuevo artículo y el borrador estaba hace tiempo en manos de Trialworld. Pero recientes acontecimientos me han llevado a replantearme el contenido de este y a retrasar un poco su publicación. El tema no es otro que los problemas del trial español en general. Puede que subjetivamente todos estemos en el convencimiento de que conocemos esos problemas bien; aunque recientemente me he dado cuenta de que parece que muy pocos son capaces de ver la incidencia real de ellos sobre nuestro deporte y como afectan a lo que le está pasando al trial español.

Desde Trialworld mandar un saludo muy especial para esos amigos del club Sotobike que abandonan su colaboración activa con el club después de tantos años y agradecerles todo lo que han hecho por nosotros. María, Manolo, Quiji… ¡muchas gracias!

Como dije anteriormente juntos podemos, pilotos, clubes y federaciones si nos ponemos a ello seguro que lo conseguiremos.

TODOS PARA UNO Y UNO PARA TODOS

Alejandro Dumas fue un escritor francés que vivió en el siglo XIX. Alejandro fue un curioso personaje con mucho éxito y que ganó mucho dinero con sus novelas, pero que lo gastó todo en sus aficiones preferidas. Comilonas, fiestas, caza, amantes, lujo… y que además fracasó en todos y cada uno de sus intentos de hacer otros negocios que no fuesen escribir.

Alejandro nos dejó varios legados; entre ellos nos dejó a Los Tres Mosqueteros y a su famoso lema “Todos para uno y uno para todos”. Lema que después de analizar los problemas que acosan al trial español deberíamos adoptar como nuestro si queremos seguir adelante y que el trial no se convierta en una atracción de circo con menos practicantes que el gremio de los trapecistas.

Modernos y clásicos; clásicos y modernos; todos compartimos los mismos problemas y todos deberíamos estar en el mismo barco a la hora de intentar ponerles solución.

arinsal1Llevo tiempo tratando de analizarlos y preguntando a mucha gente cuales son y qué soluciones podría haber. Tenemos poco tiempo ya que incluso el exitoso trial clásico empieza a hacer agua y muchos estamos perdiendo interés y entusiasmo. El barco se hunde, por ahora solo se ha escorado, pero hay que reflotarlo o bien botar un nuevo barco con nuevas ideas y con los adelantos y herramientas que este siglo XXI pone en nuestras manos.

Las ganas de hacer trial y las ganas de solucionar los problemas siguen ahí, recientemente en una red social pregunté que cuales creían las causas del declive del trial y en menos de 24 horas recibí más de 100 comentarios entre respuestas o mensajes privados acerca del tema.

Vamos a ello sin esperar más; nuestros problemas más acuciantes y posibles soluciones.

No están por orden de importancia, pero creo que están todos los que son y ya os adelanto que no todos los que están son un problema real en mi opinión:

1)             Acceso al medio natural. Persecución por parte de las autoridades y acoso intolerante.

Los tiempos pasados siempre fueron mejores; y en el caso del trial es una verdad como un templo. Los viejos tiempos nunca volverán. Metéroslo bien en la cabeza; nunca volverán. El montar donde, cómo y cuando queramos se ha terminado; hay que buscar otras alternativas.

Esta realidad tiene dos vertientes que nos causan problemas:

–                Legalidad vigente en cuanto al acceso al medio natural

–                Legalidad vigente en cuanto a la Dirección General de Tráfico.

El acoso que sufrimos tanto para entrenar como para organizar triales es la consecuencia de unas leyes hechas de forma rápida e incompetente en las que nadie se ha preocupado de buscar un hueco para que ciertos usos tradicionales o ciertas particularidades puedan tener una legalidad razonable y que se pueda cumplir por todos.

dot classicautoEl acceso al medio natural, creo que tiene solución; ya que en algunos sitios han conseguido espacios donde poder hacer trial, incluso con largos recorridos de interzona. Pobladura por ejemplo cuenta con una envidiable y espectacular área natural donde hacer trial es totalmente legal. Independientemente de que se nos pueda exigir matricula y/o seguro.

¿Sería posible hacer otras áreas como esa; mas o menos ambiciosas; mas o menos grandes, pero donde hacer trial fuera legal?

Esas áreas no solo servirían para entrenar; también para organizar sencillos o no tan sencillos (según el área) triales federados; Pobladura es sin duda la Meca del trial español; todo un ejemplo. Para ello necesitaríamos la colaboración sobre todo de las federaciones; la RFME por ejemplo tiene la figura del Súper que según tengo entendido desempeña unos cometidos concretos encaminados a ayudar a los top o a los que pueden llegar a serlo para conseguir las medallas que necesita el trial para enseñar a los políticos. Bien para ellos, suerte que tienen.

Lo que no podemos pretender federaciones regionales, clubes y aficionados es llegar a un Ayuntamiento, soltarles el muerto de que necesitamos sitios para montar, pero no prestarles la menor ayuda, idea o soporte de cómo llevarlo a cabo. No nos harán ni puñetero caso, que es exactamente lo que está pasando.

Mis preguntas son: ¿No sería posible otra figura tipo Súper dedicada a conseguir áreas de trial o por lo menos a asesorar a quienes lo intentan?

¿No sería posible elaborar un buen dossier con las áreas existentes en España y en el entorno de la UE, donde se explicara bien el cómo y dónde se han hecho esas áreas, que beneficios han traído al pueblo la creación de esas áreas de trial, como conviven ecología y trial en esas áreas; y sobre todo jurídicamente como se han resuelto? Este documento y esa figura del “Súper negociador” sería una gran ayuda para federaciones territoriales y clubes a la hora de plantarse delante de un ayuntamiento e intentar conseguir su atención, y algo realmente beneficioso si este nuevo Súper estuviera a su disposición a la hora de reunirse; explicar y negociar junto a nosotros un área de trial o la simple autorización de un evento.

historia tria tarres480No es fácil, puede que sea una utopía, lo sé, pero no deberíamos claudicar ante ciertos políticos, funcionarios y ecologistas tan fácilmente sin al menos intentarlo de las formas que se nos ocurran; respecto a este problema escucho o leo pocas iniciativas; puede no ser una panacea; pero esta es la que a mí se me ocurre.

Como he dicho; por otro lado está la legalidad vigente en cuanto a tráfico que es la que es, nos guste o no. La Guardia Civil debe cumplir y aplicarnos unas leyes pensadas para vehículos que circulan por carreteras y autopistas lo que nos convierte de forma irreparable en proscritos.

Las motos modernas lo tienen más fácil ya que matricularlas, comprarlas matriculadas y tener al día seguros e ITV está al alcance de la mano de todos y es algo que deberíamos hacer todos ya sin excepciones.

Las clásicas es otra historia ya que matricular un “hierro viejo” sin papeles en España es una autentica epopeya kafkiana y carísima, propia de la lamentable burocracia del último país del tercer mundo que no reconoce las particularidades y mete todo en un mismo saco burocrático. Teniendo la inmensa mayoría de motos clásicas en nuestro país menos papeles que un perro, necesitaríamos un reconocimiento de este hecho, unas leyes que fueran razonables  y un cambio de actitud y regulaciones en cuanto a los vehículos históricos y de competición con mejores y más baratas opciones de matricular nuestras motos históricas dedicadas solamente al trial clásico, o bien plantear todos los triales clásicos sin un metro de recorrido por vías abiertas al tráfico.

En cuanto a los menores sin carnet de conducir y sin seguro no hay discusión posible. Con el tiempo solamente podrán participar en aquellos triales, en aquellas áreas y con aquellas motos que cumplan todos los requisitos legales para ellos. Le pese a quien le pese, le guste a quien le guste.

2)             La Crisis.

En primer lugar los pilotos reconocemos y agradecemos los esfuerzos y las fórmulas que las distintas federaciones están aplicando hasta ahora para abaratar costes; ideas como las licencias sociales, territoriales o nacionales reducidas; ideas como agrupar campeonatos en triales de dos días; ideas como reducir y poner un precio máximo y razonable a sus competiciones son sin duda buenas iniciativas que ayudan en cierta medida a paliar los efectos de la crisis.

Gracias por ello, pero desgraciadamente no son suficientes como estamos comprobando año a año.

Crear un nuevo club se me antoja más complicado actualmente que crear una empresa, los clubes existentes necesitan que organizar un trial no sea algo tan deficitario para ellos, en especial los pequeños triales de club o sociales que son casi inexistentes por antieconómicos, y aquí aparece de nuevo la RFME y las ganas que tenga de sacar el trial federado de los simples aficionados adelante.

escuela trial bigLos pilotos además no podemos permitirnos pagar una licencia nacional e ir a todas las carreras, hay que seleccionar del menú hasta agotar nuestro tiempo y dinero disponibles. Si no ponemos el trial al alcance de muchas más economías, cada vez habrá menos licencias y las inscripciones como ya está pasando serán cada vez más bajas. Algunos triales morirán por falta de clientes. Es una tarea muy difícil crear algo como un buen trial, pero es muy fácil destruirlo y una vez destruido es casi imposible recuperarlo, no deberíamos nunca olvidarnos de esto.

3)             Niveles y objetivos.

Como comentaba en la primera entrada de mi blog “Empezar la casa por el tejado”, parece que el trial español solamente se centra en forjar campeones, e históricamente olvida a quienes solo queremos divertirnos, hacer deporte y pasar un buen día con las motos. Solo contamos a la hora de pagar, verdad o no, esa es la triste  impresión que cada vez muchos más tenemos.

Le pese a quien le pese, el trial orientado a esto, el trial orientado a pasar un buen día de trial  es prácticamente inexistente en nuestro país, la escasa oferta se centra en campeonatos o copas nacionales y territoriales.

Por un lado tener un pequeño club de amigos para organizar legales pero sencillos triales o entrenamientos federados es una terea con tanta burocracia, exigencias y costes tan altos que es inasumible a todas luces en estos momentos.

Por otro lado todos los triales siempre se centran en los mejores, olvidándose del grueso de los posibles clientes novatos o pilotos domingueros a los que se deja de lado y se les despacha con un “hay que entrenar más”.

Entrenará más el que pueda y quiera claro… el que no pueda o no quiera dejará de ir a los triales, montará con sus amigos en zonas legales o no y santas pascuas; que en realidad es lo que ya está pasando.

¿Soluciones? Están tan claras que obvia comentarlas ¿no? aunque para los que no quieran pensar mucho las comentaremos:

–                Facilidad para crear pequeños clubes de trial con el objetivo de hacer entrenamientos, pequeños triales locales y sociales de forma legal.

–                Adaptación de las categorías a la realidad de las inscripciones, que no se tienda a excluir a los que peor montan o bien triales muy centrados e incluso diferenciados para los principiantes y para los niveles bajos de pilotaje.

Trial para todos; ese debería ser el objetivo.

sprite trial est4604)             Reglamentos.

Yo no veo que esto sea un problema, para gustos los colores. Por mi parte SI al trial stop y SI también al trial non-stop, SI a los coeficientes y SI también a las categorías por años. Cada trial, cada club, cada campeonato o trofeo que pueda elegir lo que más le guste y así cada piloto elegirá también a que triales va dentro del menú; cada cual que se sirva según su criterio.

5)             ¿Falta de “vocaciones”?

Y vamos con uno de los principales problemas a mi modo de ver, fruto y consecuencia posible de otros problemas comentados antes. Nadie quiere ayudar en los triales, nadie se compromete a realizar las labores más ingratas. A todos nos gusta buscar zonas y buscar trazadas y pasos; pero muy pocos clavan estacas y ponen cintas a las ordenes de otros; y sobre todo nadie se quiere comprometer a lidiar con Federaciones; Ayuntamientos, Medio Ambiente, Seprona, Forestales… para sacar adelante un club, un trial o un área dedicada al trial.

Ardua, dura e ingrata tarea que nadie quiere hacer precisamente por lo complicado y costoso en tiempo y dinero que es.

¿Qué soluciones hay a ello?

Realmente no lo sé. Pagamos una licencia carísima; los buenos triales son asimismo caros y desde nuestros clubes se nos hace ver que incluso pagando mucho no es suficiente.

El enorme silencio de parte de los responsables de nuestro deporte es significativo. Muy pronto a este paso solo habrá trial de élite en España. Los aficionados y los niños estarán dedicados a otros menesteres si alguien no le pone remedio.

Para ser franco, no encuentro más problemas que estos; que no son pocos y graves; que nos impidan hacer trial y que impidan que los clubes desarrollen sus funciones adecuadamente, y el supuesto problema de los reglamentos ni siquiera parece o debería ser un problema sino simples opciones dentro de un menú.

Las soluciones aunque por desarrollar, marcan un camino abierto que deberíamos recorrer todos juntos. Como reza el lema que Dumas inventó para Los Tres Mosqueteros; “Todos para uno y uno para todos”; nos guste o no, no tenemos otra alternativa si queremos hacer trial, cuanto antes lo reconozcamos, antes estaremos en disposición de poder darle solución entre todos y no morir arruinados y solos como le pasó a Alejandro Dumas.

Javier Cruz

 

RELATED ITEMS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *