Otra de las grandes superventas presenta una interesante lista de novedades en vista de reforzar su mecánica con nuevas soluciones técnicas y componentes que optimicen al máximo las prestaciones. Todos estos cambios, unidos a otros pequeños detalles, sumados al importante lavado de cara al que se sometió la parte ciclo en la gama 2010, conforman la personalidad de una auténtica candidata a captar todos vuestros deseos.

 

Al detalle: el motor.

La mayor parte del trabajo efectuado por los ingenieros de Sherco de cara a esta edición 2011 se la ha llevado el motor. Una lectura positiva de este hecho es que refleja la confianza de las marcas en los motores 2T introduciendo grandes cambios e incluso rediseños, sin conformarse con lo que ya existe para ver hacia dónde termina de evolucionar el mercado. Como bien recordaréis, cuando las versiones 4T saltaron a escena, en torno al año 2006, las 2T sufrieron un importante parón tecnológico.

Lo más destacable en este apartado es la llegada de un propulsor completamente rediseñado, con soluciones técnicas hasta ahora inéditas, como el sistema de refrigeración “wather inside”, que elimina los conductos externos. Los cárteres ahora son de aluminio inyectado a presión y mecanizados en ciclo único, garantizando así la máxima presión de anclajes y alojamientos. El embrague también ha sido revisado en profundidad, recibiendo un nuevo conjunto de pinza y bomba, además de un latiguillo más estrecho.

Al detalle: parte ciclo y otros componentes

Aprovechando que en la edición 2010 se introdujeron importantísimos cambios estructurales en la gama de Trial, en esta ocasión Sherco ha apostado por pulir pequeños detalles y trabajar con la misma base propuesta entonces. Lo más relevante es la adopción de una nueva solución técnica al depósito de combustible, que pierde su boca de llenado lateral en beneficio de una más cómoda en la parte superior del guardabarros, garantizando así una mayor limpieza y comodidad. Como bien recordaréis, el filtro de aire está ubicado en la parte frontal, justo donde anteriormente se situaba el depósito de combustible, donde recibe aire fresco y queda bien resguardado que la suciedad.

A los mandos

No cabe duda que Sherco ha realizado un excelente trabajo de cara a este 2011 para ofrecer al público una moto equilibrada y competitiva. Su estampa está dominada por la elegancia que aportan sus líneas y un acertado contraste cromático que realza la calidad de todos sus componentes. Si nos fijamos bien, podemos observar cómo en el tirante frontal del bastidor se han colocado unos topes de dirección removibles con el objetivo de salvaguardar el chasis, pero que limitan lógicamente uno de los puntos fuertes de la moto: el ángulo de giro.

Si optáis por suprimirlos, comprobaréis que dicho ángulo es solo comparable al que nos ofrece la Ossa TR 280i, ya que es amplísimo. En consecuencia,  conducir la ST en zonas reviradas o cerradas es un auténtico placer; gira fácil y noble, siendo además sorprendentemente ligera de delante. Nos sorprende que a pesar de las evoluciones y los años, la Sherco siga perfilándose como una moto sencilla, muy familiar, donde el compromiso logrado entre deportividad y comodidad es excelente.

El motor

La nueva Sherco ha mejorado sus registros en todos los regímenes, especialmente en bajos y medios, donde ya gozaba anteriormente de unas grandes prestaciones. La respuesta al golpe de gas es inmediata, pero noble y predecible, así que invita a ser conducida de una forma dulce, aprovechando mucho las inercias y sin obsesionarse con buscar altos regímenes en marchas cortas. En los primeros momentos la hemos sentido un poco nerviosa y rápida, corroborada por esa extraña sensación de que parece estar pilotándote la moto a ti. Finalmente lo achacamos a falta de rodaje y adaptación, pues al cabo de unas horas esa sensación desaparecía y ya nos sentíamos como en casa a los mandos de la Sherco. En alto régimen también ha mejorado mucho, y de hecho no hemos echado en falta más potencia, aunque también hemos de confirmar que, respecto a otras rivales más directas, podría aguantar mejor el sobrerégimen.

La parte ciclo

El resto de la parte ciclo, concretamente las suspensiones y frenos no experimentan cambios importantes respecto a la pasada edición. La homogeneidad del equipo de suspensiones es satisfactoria, pero echamos en falta un poco más de contundencia en ambos trenes, sobre todo en el delantero.

Los tarados de la suspensión son cómodos y versátiles, idóneos para una práctica mixta y colmar las expectativas del aficionado medio y alto, pero si va a practicarse una conducción altamente deportiva sería interesante ajustarlo por un profesional. El tren trasero aguanta bien los fuertes impactos y desde el puesto de mandos las sensaciones son muy positivas, aunque es cierto que desde fuera tales grandes impactos parecen comprometer a la Sherco.

Conclusiones

En resumidas cuentas, podemos decir que por méritos propios la nueva Sherco mejora su rendimiento en todos los sentidos, sin perder con ello un ápice de la versatilidad y facilidad de uso que le caracteriza. Es una moto pensada para todos, aunque seguramente quien más cómodo se encuentre a sus mandos será el aficionado medio, que agradecerá todas las concesiones y comodidad de la Sherco a todos los niveles. Está bien acabada, incorpora soluciones técnicas muy innovadoras, es ligera y potente. Si eres un piloto “top” quizás eches en falta un poco más de garra en alto régimen y sea interesante poner al gusto las suspensiones, pero la ST es una clara alternativa a la Gas Gas por concepto de moto, y a la Ossa por relación por calidad/precio. El resto de motos, salvo Scorpa, que monta el motor antiguo de la Sherco y va muy bien, representan conceptos más personales y diferentes, aunque igualmente válidos. En cuanto hagamos las respectivas pruebas a fondo en Trialworld podréis comprobarlo.

 

{bonckowall source=”2″ pkey=”album” pvalue=”dqtrialworld” pvalue2=”ShercoST29″ }{/bonckowall}

 

 

FICHA TÉCNICA 

 

MOTOR  
Tipo: Dos tiempos.
Número de cilindros: Uno.
Refrigeración: Líquida.
Diámetro por carrera: 76 x 60 mm.
Cilindrada total: 272 cc.
Carburación: Dell´Orto VHST 28 mm.
Encendido: Electrónico CDI.
Arranque: A palanca.
Embrague: Multidisco en baño de aceite. Accionamiento hidráulico.
Cambio: Cinco velocidades.
Trans. primaria: Por engranajes.
Trans. secundaria: Por cadena.
CHASIS  
Bastidor: Doble viga de acero al cromomolibdeno.
SUSPENSIONES  
Delantera: Horquilla convencional Ceriani con barras de 38 mm.
Recorrido: 185 mm.
Trasera: Monoamortiguador Ollé.
Recorrido: 175 mm.
FRENOS  
Delantero: Un disco flotante de 185 mm. Bomba y pinza AJP.
Trasero: Un disco flotante de 145 mm. Bomba y pinza AJP.
RUEDAS  
Neumáticos: Michelin Trial Comp. Del.: 2,75 x 21. Tras.: 4,00 x 18.
MEDIDAS Y PESO  
Distancia entre ejes: 1.330 mm.
Altura del asiento: 640 mm.
Distancia al suelo: 290 mm.
Depósito combus.: 2,7 l.
Peso declarado (vac/ll): 69,5 Kg. / N.d.

 

RELATED ITEMS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *