ossa_mar8

Restauracion Ossa MAR 1974 Mick Andrews

2476 Visto 1 comentario

Habitualmente, detrás de cada restauración hay una historia. Puede parecer una locura enfrentarse a motos que pueden estar llenas de óxido, llevan décadas paradas, estar indocumentadas o simplemente no haberse cuidado como deberían.

Sin embargo, somos muchos los que detrás de todo eso vemos un sueño cumplido, la ilusión de tener la moto que nunca tuvimos, el rememorar viejos tiempos, volver a tener en nuestro garaje la misma moto con que la que disfrutaron nuestros padres, o algo tan sencillo como vivir nuevas sensaciones.

Si estás identificado con alguno de esto casos, disfrutarás leyendo esta historia de pasión; la historia de la segunda juventud para una Ossa MAR de 1974 que parecía acabar condenada en un garaje bajo una manta.

UNA HISTORIA DE PASIÓN

Un buen día Luis contactó conmigo a través del Trialworld para pedirnos ayuda: tenía dos motos que amaba en el garaje y necesitaba deshacerse de ellas. No por falta de cariño ni pasión, sino porque ambas necesitaban un buen repaso, conocimientos de mecánica, inversión y salud para disfrutarlas. Luis, no se veía con fuerzas de ejecutar esta labor.

ossa_mar2
Sin óxidos, pero con mucho trabajo por delante

Detrás de esta moto hay una bonita historia de pasión, ya que Luis invirtió en ella su primer sueldo y disfrutó de parajes impresionantes que con la legislación vigente sería imposibles de revivir.

Además, esta MAR estaba documentada, con su libro de mantenimiento y todos los recibos de aseguradoras que ha ido acumulando en sus años de uso a lo largo de estos casi 40 años. ¡Esto me animaba más todavía!

A los pocos días me presenté en su casa y llegamos a un acuerdo para quedarme con la Ossa MAR 2ª serie y también con una Beta ALP TR34 Long Ride. El acuerdo se cerró con una condición por nuestra parte: rehabilitar las dos motos, dejarlas en perfecto estado funcionamiento y realizar el reportaje que estáis leyendo ahora mismo. 

MANOS A LA OBRA

Hay dos formas de restaurar una moto: parcheando los desperfectos que actualmente vemos en la moto, o desmontando y empezando desde cero.

Desde el primer momento un amigo me aconsejó: “si quieres hacer un buen trabajo, no importa si la moto está regular, mal, o muy mal; te va a tocar empezar a trabajar desde cero”. Y así fue. Lo primero es arrancar la moto, asegurándose que el motor gira y la compresión es óptima.

ossa_mar3
Chasis y culata chorreadas y pintadas. Resultado 10.
ossa_mar5
Los componentes no sustituidos se han mejorado a mano

Esta unidad, a pesar de los años que llevaba parada, no dio mucha guerra al respecto. Sin embargo, no es hasta que empiezas a desmontar cuando caes en la cuenta del trabajo que tienes por delante. También debes tener claro si tu objetivo es hacer una restauración total o parcial, muchas veces ambas cosas cuestan casi el mismo trabajo. Nosotros optamos por desmontar la moto al 100% y trabajar cada componente por separado.

ossa_mar6
El montaje lo realizamos en el taller de Vinces Motor

Lo primero que hicimos fue seleccionar las piezas que requerían un trabajo externo. El chasis, basculante, pata de cabra y la culata se llevaron hasta las manos de Paco, de T3Trial, en Argés (Toledo), que dio incluso con el código exacto de la pintura original. El precio fue de 110 euros. Paralelamente llevamos a soldar el silencioso, que es un punto débil de este modelo, junto a ambos guardabarros de aluminio (aunque en la segunda evolución de la restauración se han puesto nuevos).

Ahora había que tomar otra decisión: dejar la MAR en su estado original, renunciando a hacer campeonatos regionales, o bien eliminar todos los elementos prescindibles para hacerla más competitiva.

En ese punto no hubo dudas: queríamos dejar la moto tal cual salía de fábrica. Ahora nos tocaba encontrar todas las piezas que estaban rotas, defectuosas o simplemente faltaban. Investigando, dimos con Ossa Cels, un portal online especializado en recambios de Ossa, que tienen absolutamente de todo. Les contamos nuestro propósito y nos ayudaron en todo lo que pudieron. Además, cuentan con unos precios bastante competitivos, sobre todo valorándolos en el contexto del sector, que es caro.

COMPONENTES ORIGINALES

ossa_mar11
Queríamos dejar la MAR 100% original, no para competir

Funda del asiento 60 euros

Estriberas 22 euros

Puños originales 16 euros

Tapas laterales completas 67 euros

Adhesivos originales completos 40 euros

Neumático trasero Pirelli 80 euros

Guardabarros original delantero 145 euros

Guardabarros original trasero 95 euros

Tapón de combustible 18 euros

Mordazas del tambor de freno delantero 18 euros

Con este material ya recibido, nos pusimos manos a trabajar los pequeños componentes, puliéndolos, quitándole la grasa y rejuveneciéndolos todo lo que pudimos. Simultáneamente mandamos a pintar el depósito y las tapas laterales en color blanco, añadiendo un lacado final sobre los adhesivos. El coste total de esta operación fueron 100 euros.

Otros componentes, como el silencioso, tambores y pequeños detalles, los pintamos nosotros mismos y el acabado fue óptimo.

ossa_mar7
El proyecto empieza a coger forma poco a poco
ossa_mar1
El primer paseo después de restaurada. Un espectáculo.

EL MONTAJE

Una vez que teníamos todos los componentes pintados y a punto comenzamos con el montaje de la Ossa MAR. Por motivos de tiempo encargamos esta labor a un taller especializado en off-road situado en las afueras de Madrid, sobre todo Trial, cuya relación calidad / precio es más que sobresaliente: Vinces Motor (91843.82.56) (Cotos de Monterey – Madrid). 

ossa_mar10_action
Volver a revivir esas sensaciones, o empezar a descubrirlas…

Andrés, dueño del taller, nos efectuó una puesta a punto mecánica y procedió al montaje minucioso de todos los componentes; una tarea que requiere paciencia, buen hacer y excelencia para lograr el resultado final que podéis ver en las imágenes. La única complicación mecánica fue que, tras echar el nuevo aceite al motor se detectó una fuga por el tornillo de vaciado, que se solventó realizando una nueva rosca y un tornillo nuevo.

PRESUPUESTO TOTAL

Piezas en Ossa Cels: 561 euros

Pintura y chorreado chasis / culata: 110 euros

Pintura carrocería: 100 euros

Soldaduras: 40 euros

Montaje en Vinces Motor: 12 horas de trabajo (puede oscilar entre los 300 y 400 euros)

Total: 1.051 euros

Para tener la moto lista solo nos queda pasar la ITV. Continuaremos este artículo con una prueba dinámica de la Ossa MAR 2ª serie, una moto que marcó una época y todavía se ve con frecuencia en los triales de motos clásicas.

Agradecimientos: Luis Cordero, Ossa Cels, Andrés Benzal (Vinces Motor), Paco (T3Trial) y J.L. Quer por la cantidad de esfuerzo y dedicación que ha puesto sobre este proyecto.

1 comentario
  1. Francisco Martinez Pueyo

    30 enero, 2018 en 13:03

    Hola, muy interesante vuestro artículo. Además de una bonita historia. Me encuentro en la misma situación, empezando a restaurar mi Ossa Explorer 250 del 75, desmontando piezas y buscando soluciones… sería de gran ayuda que me proporcionarais los datos de quien os pintó el depósito y las tapas laterales?
    Muchas gracias!!

    Fran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *