honda tlr 250

Claves para reposicionar las estriberas en Trial

1640 Visto Dejar un comentario

 

La consolidada afición por el Trial clásico, unido a una amplia y variada oferta de modelos, convierte esta disciplina en una apasionante opción para disfrutar de la moto de montaña con unas sensaciones únicas. En consonancia con el reportaje que hemos preparado, debemos incidir en dos grandes aspectos. El primero, la proliferación de competiciones clásicas, donde es posible que pilotos de cualquier edad y nivel puedan disfrutar de una divertida jornada con el mejor ambiente de Trial clásico. En segundo lugar, por el hecho de que muchos aficionados escogen su moto de acuerdo, no siempre en base a las prestaciones, sino que prima la pasión y el sentimiento por un modelo o marca.

Cuando la moto cae en vuestras manos, o bien pensáis en ponerla al día, hay varios puntos básicos que se deben abordar independientemente al nivel de pilotaje. Componentes como manillar, neumáticos al día y suspensión trasera son los más habituales. Sin embargo, muy pocas veces se tiene en cuenta el mejorar el apartado más eficaz: optimizar el reparto de pesos.

ars_estribo1

En la época, era raro encontrar pilotos de categoría que no modificasen los mandos a su estilo de conducción o necesidades. Además de los componentes que encontramos en el manillar, es fundamental valorar la gran mejora dinámica que puede aportar un reposicionamiento de las estriberas.

¿Qué buscamos con ello?

Principalmente bajar el centro de gravedad y ganar en estabilidad. Dependiendo del modelo y necesidades del piloto, se puede conseguir una rebaja de entre 30 y 60 mm. respecto a la posición inicial. Simplemente con este detalle, la diferencia a la hora de guardar el equilibrio y ganar en estabilidad, es impresionante. Además, las piernas del piloto envuelven mejor el conjunto y los movimientos del cuerpo se transmiten de una forma más efectiva a la moto. En dos palabras, ganaremos en estabilidad y sensibilidad.

Otro punto sobre el que podemos incidir, es la modificación de las geometrías iniciales. Aprovechando la reubicación de los estribos, puede retrasarse la posición de conducción para buscar más tracción y apoyo sobre el tren trasero. Esto también dependerá de cada modelo y necesidades del piloto, ya que una posición de conducción demasiado retrasada puede resultar contraproducente al aplomo en las trazadas.

ars_estribos2

Por último, el reposicionamiento puede servirnos para alojar unas nuevas estriberas más anchas o con diferente estriado.

Para buscar una solución a vuestra medida, ARS Trial Parts ofrece asesoramiento personalizado y un trato verdaderamente exquisito. Nosotros mismos hemos realizado esta mejora sobre una Honda TLR 200 y el resultado no puede ser más satisfactorio, hasta el punto que si pudiéramos volver atrás en el tiempo, hubiera sido la primera de nuestras mejoras

También debemos señalar que no es una operación sencilla y requiere un trabajo profesional. Se trata de una mejora que se realiza sobre el chasis y durará toda la vida, por eso merece la pena ser finos y meticulosos con el proceso.

ars_estribos5

Las trialeras clásicas tienen una característica que las hace muy atractivas: son muy diferentes entre sí. Eso implica que tienen todas ellas una personalidad muy marcada. Más acentuada posiblemente que en los modelos de fabricación actual. Todas comparten las dimensiones de sus neumáticos, pero, a partir de ahí, son notablemente diferentes entre sí. Sin embargo, hay un aspecto común a prácticamente todas las motos de trial clásicas. Sus estriberas están colocadas demasiado altas para el trial clásico de hoy en día.

La modificación de este apartado en algunos modelos permite obtener resultados espectaculares. Se trata de una operación compleja que normalmente requiere la intervención de un taller especializado y por eso hay quien recurre a montar el manillar más alto que encuentra o modifica la tija superior de la horquilla para elevarla. Éstas son operaciones sólo recomendables para mejorar el confort de conducción de los pilotos más altos.

La recolocación de las estriberas en una posición más baja, a similitud de la que utilizan las motos modernas, aumenta la estabilidad de la motocicleta en las zonas y facilita extraordinariamente las cosas a su piloto. En algunos modelos de Montesa hemos bajado hasta 60 mm las estriberas. En general no es necesario llegar a tanto (ni conveniente en muchos casos). A partir de los 20-25 mm se aprecian ya claramente las mejoras.

ars_estribos3

En ARS tenemos en cuenta las siguientes cuestiones para esta modificación:

– La zona de las estriberas está sometida a esfuerzos importantes y por ello debe asegurarse que la resistencia del chasis no se vea reducida.

– Los nuevos anclajes para las estriberas deben permitir montar las estriberas de las motocicletas modernas, mucho más confortables y resistentes que las originales.

– El aspecto de la motocicleta debe alterarse lo mínimo posible.

PROCESO DE TRANSFORMACIÓN PARA RECOLOCAR LAS ESTRIBERAS

1) El diseño de unas plantillas en cartulina que se adapten al máximo al chasis de la motocicleta. Estas plantillas después se cortan mediante tecnología láser en acero de gran espesor, normalmente superior a 6 mm.

2) Eliminación de los anclajes originales de las estriberas de la motocicleta (tomamos medidas previamente de su ubicación original) y alisado de todas las superficies para que el aspecto final del trabajo sea correcto.

ars_estribos4

3) Soldadura a cargo de especialistas de las plantillas y, sobre ellas, los nuevos anclajes de las estriberas en la posición más baja.

Según los deseos del piloto aprovechamos para colocar también las estriberas más atrasadas o incluso más adelantadas en algún caso, aunque en este caso las variaciones son pequeñas, del orden de 10 mm, con respecto a la situación original.

tlr200_ars_fin

Si estás interesado en realizar esta operación, puedes informarte sin compromiso con ARS sobre tu caso en particular en esta dirección de email o en www.arstrialparts.com

Texto: David Quer & Jose Vicente Franqueira / Fotos: David Quer

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *