TRRS One Raga Racing 2020 Trial

Prueba TRRS One Raga Racing 300cc 2020

340 Visto Dejar un comentario

Nos ponemos a los mandos de la nueva TRRS One Raga Racing 2020 tan solo unos días después de su presentación oficial en el Salón de Milán.

El modelo «Raga Racing» es la piedra angular de TRS Motorcycles; su modelo más vendido y representativo. Cabe recordar que por debajo la gama ha crecido con la «One R«, que acerca sus prestaciones a la «RR» y marca distancias con la «One básica», cuya acogida en el mercado ha sido bastante más discreta. Y por encima de la «RR» tenemos la «Gold Series», que se presenta sobre el mes de mayo y sube el nivel de la unidad que nos ocupa, especialmente a nivel de componentes (amortiguador Reiger de tres vías, caja del filtro de carbono…).

ROJO PASIÓN

Por todo esto, la «RR» supone el equilibrio perfecto dentro de la gama. En 2020 destaca el nuevo color rojo de su bastidor, el cual gana más todavía en directo respecto a las fotos de estudio. Tiene un toque flúor que se complementa bien con unos adhesivos donde abunda el negro y unos protectores de chasis de plástico que hereda tanto de la Gold como de la One R.

trrs-one-rr-2020-prueba-f4

Ahora esta TRRS es más descarada, más racing estéticamente. Lejos queda la sobriedad del modelo inicial en 2016. Ahora vemos color, anodizados en las tijas de horquilla, tubos de refrigeración de silicona en color rojo, un manillar Neken con más gráficas y detalles bien cuidados que aportan un plus de exclusividad.

Sin embargo, la nueva RR no solo se ha vestido por fuera. Mecánicamente recibe importantes mejoras en su embrague, con nuevos materiales y tolerancias internas. La caja de cambios también se ha revisado y tanto el desmodrónico como la estrella del selector son ahora de aluminio. Y por último, nuevos settings en su CDI para mejorar la respuesta mecánica en toda la gama de revoluciones.

trrs-one-rr-2020-prueba-f5

A LOS MANDOS DE LA RR 2020

En Trialworld conocemos muy bien todos los modelos de TRS en sus diferentes cilindradas. Recordamos perfectamente como la primera One 300cc 2016 era brusca en la entrega de potencia desde bajo régimen, así que empezamos a probar con más prioridad las cilindradas de 250 y 280, que arrojan cifras similares de potencia final, pero ofrecen un bajo régimen más elástico y dócil que favorece un pilotaje intuitivo, además de menos exigente físicamente.

trrs-one-rr-2020-prueba-f2

Cuando nos hemos subido a esta nueva TRRS One RR 300 2020 la sorpresa ha sido mayúscula en el ámbito mecánico. Cuenta con todos los ingredientes para que no te falte motor jamás, pero el motor ha ganado en suavidad en la gama baja de revoluciones. Tienes mucha potencia en la mano del gas, pero no la entrega de forma tan brusca como las primeras ediciones, así que estamos ante una moto más apta para todos los públicos.

trrs-one-rr-2020-prueba-f3

Las continuas mejoras en el embrague, unido al trabajo de su electrónica y las evoluciones del motor «Engine Revolution» (se montó por primera vez en la One RR 2018), han dado un resultado mecánico más que sobresaliente.

EL SECRETO

Posiblemente a ninguna de las «trialeras 2T» del mercado les falta motor y ligereza. En prestaciones están todas muy igualadas, aunque con sus particularidades. El secreto es el resultado de la fusión de la mecánica con su parte ciclo.

La TRRS tiene para toda su gama un chasis de aluminio con unas geometrías muy equilibradas. Siempre decimos que su aplomo nos recuerda al de una Cota 4RT. Cuenta con una distribución de pesos fantástica, algo que se traduce en aplomo y un fácil equilibrio cuando estás a sus mandos. A pesar de su ligereza (65 kilos), sientes que el tren delantero pisa con estabilidad, algo a lo que contribuye la interesante decisión de optar por una horquilla Tech de acero en vez de aluminio, lo cual atiende más a una cuestión de comportamiento que por abaratar costes.

trrs-one-rr-2020-prueba-f6

En la zaga tenemos el conocido amortiguador Reiger de dos vías que es una maravilla y trabaja en perfecta homogeneidad con el tren delantero. La frenada se confía nuevamente a Braktec. Delante, con la nueva pinza monoblock que ya traía la RR 2019, y detrás incorporando una nueva bomba con depósito incorporado en la misma pieza.

LOS ACABADOS

A nivel de acabados, también buen nivel, pero con puntos mejorables. Nos gusta que la moto dispone de pegatinas en prácticamente todos los lugares posible de contacto en caso de caída, lo que supondrá un mejor envejecimiento en el largo plazo. Buenos detalles de anodizados en puente de horquilla, tijas y tensor de cadena. La caja del filtro está más optimizada y cuenta con un nuevo deflector que ayuda a mantener el filtro más limpio.

trrs-one-rr-2020-prueba-f7

En la parte negativa, echamos en falta que el disco trasero sea el homologado por la FIM (completamente cerrado), ya que cada vez en más competiciones lo exigen por seguridad. Y por otro, el silencioso sigue contando con tan solo tres puntos de apoyo entre la cazoleta de plástico y el tramo de aluminio, algo que sigue favoreciendo que las pletinas se rompan fácilmente en caso de caída. La solución «casera» es colocar un taladro en la parte superior para sujetar también el silencioso desde este punto.

CONCLUSIONES

Estamos ante una marca que en tan solo cuatro años ha demostrado una evolución altísima en términos de rendimiento dinámico, técnico y fiabilidad. TRS, como Vertigo, es una marca que se dedica en exclusiva al trial, y eso se nota. Otras marcas, con catálogos de enduro compartiendo cadena de montaje, dedican menos recursos a una especialidad que, como es lógico, genera menos ventas y su mercado es más reducido.

En nuestra opinión, estamos ante una de las motos más equilibradas del mercado a todos los niveles de pilotaje. Cabe recordar que esta RR se fabrica en 125, 250, 280 y 200cc, con un precio que ronda los 7.300€.

Recambios y accesorios para TRRS de Trial 

banner-web-trial-trs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *