oset 20.0 electrica

Prueba Oset 20.0 electrica infantil

1226 Visto Dejar un comentario

 

La alternativa de las motos eléctricas en el contexto de una disciplina tan exigente como es el Trial, cada vez es una realidad más contundente. Mientras en los modelos XL la penetración está siendo tímida, principalmente debido a las exigencias técnicas y aptitudes que se requieren, en el segmento de los modelos infantiles –las enfocadas a pilotos de hasta 7 u 8 años- es prácticamente coto “eléctrico”.

Desde que en 2004 Oset empezó a trabajar sobre un prototipo de moto eléctrica infantil, a día de hoy son múltiples las marcas que han apostado fuerte por este mercado, tales como Mecatecno, Gas Gas, Xispa y próximamente Alfer.

La principal ventaja de las motos eléctricas para iniciarse en el mundo de las dos ruedas son múltiples. La primera, su ligereza; gracias a su menor peso, los pilotos pueden maniobrar mejor, levantar por sí solos la moto y evitar que ésta se venza facilmente al inclinarse. En segundo lugar, la respuesta del motor; además de poder dosificar facilmente la potencia, la entrega es progresiva y fácil de dosificar. Algo que también hemos comprobado en nuestra Escuela de Trial, especialmente entre los más pequeños, es que el hecho de no hacer ruido les permite estar más concentrados en los dos grandes pilares del aprendizaje: mandos y equilibrio.

Hace 3 años en Oset empezaron a trabajar en un modelo de 20 pulgadas, a fin de ofrecer una alternativa “eléctrica” a los pilotos que la 16 pulgadas ya se les quedaba pequeña. El fruto de este trabajo se desveló a principios de año y el resultado es la protagonista de esta prueba.

Oset ha apostado fuerte por un segmento edad complejo. Hay que satisfacer al piloto que da sus primeros pasos en el mundo de las dos ruedas y a los prematuros que ya buscan subir sus primeros obstáculos.

oset 20.0 electrica

Por tanto, crecer en tamaño no solo implicaba un chasis más alto, sino una nueva configuración de toda la parte ciclo y mayores prestaciones. Repasemos los elementos más importantes antes de entrar en sensaciones:

MOTOR OSET 20.0 ELÉCTRICA

Desarrolla una potencia de 1200w 48v, modulable a través de un controlador de 100 Amp –en  los modelos 12-0 y 16.0 este controlador es de 40 Amp- que puede ajustarse a través de un dispositivo ubicado tras una moldura de goma en el lugar que correspondería al depósito de combustible. Basta con apretar con un botón y girar un dial para obtener más o menos potencia fácilmente.

Las baterías de serie son de la marca Rita Power y atienden a la especificación 48v 10ag AGM SLA. El peso de la Oset 20.0 con baterías es de 33,8 kilos, mientras que sin ellas la báscula marca tan solo 22,2 kilos.

Aquí explica que por lo general la duración es de unos cinco años, pero con un tipo de uso de flotación (cargas y descargas de muy poca profundidad).  No ofrecen información acerca del tiempo de vida esperado en función de la descarga, básicamente porque están pensadas para trabajar en flotación.

Un equivalente de la serie EV sería esta.

En este caso anuncian una durabilidad de aproximadamente 300 ciclos con descargas al 100%.

SUSPENSIONES OSET 20.0

Las suspensiones de ambos trenes están a un gran nivel. Delante encontramos una horquilla regulable en rebote y 100mm de recorrido que ofrece una excelente rigidez al tren delantero .

FRENOS OSET 20.O

La 20.0 apuesta por frenos de disco hidráulicos –en la 16.0 son mecánicos- en ambos ejes. Están bien protegidos, especialmente el delantero, y la eficacia del conjunto es óptima. Lo más interesante es que el piloto no necesita hacer tanta palanca sobre la maneta para sacar el máximo partido a los frenos.

RESTO COMPONENTES

Otros detalles de buena calidad en la 20.0 son los bujes con rodamientos sellados, las estriberas, de generosas dimensiones, ofrecen buen agarre y pueden anclarse en dos posiciones diferentes.

Además de esto, Oset está planteando ofertar una alternativa de rueda trasera, quizás con más anchura, freno de cámara o incluso tubeless. Cualquiera de estas alternativas sería muy interesante tenerla en cuenta.

oset 20.0 electrica

El precio de la Oset 20.0 rondará los 2.500 euros.

A LOS MANDOS

Para realizar esta prueba contamos con 3 alumnos de nuestra Trialworld School. Ellos, junto a sus padres, son los encargados de explicar sus sensaciones a los mandos de la 20.0 eléctrica. Para ello, les marcamos algunas zonas y la afrontaron alternando su moto habitual con la Oset de pruebas, a fin de sacar conclusiones más precisas.

Los 3 atienden a perfiles muy diferentes.

Marcos tiene 7 años recién cumplidos y es usuario de la Oset 16.0 eléctrica. María tiene 11 años y acaba de cambiar su Clipic automática por una Gas Gas 80. Pablo también tiene 11 años y lleva más de un año con una Beta 80.

María es usuaria de una Gas Gas 80Marcos (7 años): “Me gusta más que mi 16.0 sobre todo por las suspensiones, que me permiten subir las piedras con menos esfuerzo y sin tanto golpe. El motor corre mucho más. Hoy que es el primer día me cuesta hacerme un poco a ella, pero es fácil de conducir. Los frenos van muy bien, aunque me resultan algo duros. La posición de conducción es cómoda y en los giros es más fácil coger el equilibrio. Me encantaría poder cambiar la mía por esta.”

Gonzalo (padre de usuario Oset 16.0): “De cara a Marcos, que tiene 7 años, el tamaño, las ruedas y el peso de la moto me parecen perfectos. Las suspensiones tienen también muy buena pinta, sobre todo valorando el gran salto que hay desde la 16.0. La única duda que tengo ahora mismo es sobre la durabilidad batería, algo que solo podemos comprobar después de un uso intensivo y estudiando su envejecimiento. El salto de la 16.0 a la 20.0 es el natural, perfecto para un niño de aproximadamente 7 u 8 años pueda seguir progresando en Trial.”

Carlos (padre de dos niños que están empezando a montar en moto): “Opino que se trata de un concepto completamente diferente a las de gasolina. Nosotros, que siempre hemos usado motos de gasolina, nos cuesta adaptarnos, pero ellos, que empiezan desde cero, creo que esta opción es muy interesante. Es indudable que las motos eléctricas van a tener mucho tirón en un futuro, pero probablemente a día de hoy a los 8 años preferiría que mi hijo continuase con una moto de gasolina”.

Jesús (padre de usuaria Gas Gas 80): “Estoy convencido que estas motos son el futuro. Mi hijo pequeño aprenderá con moto eléctrica seguro. Probablemente aprenderá más cosas que con la de gasolina; quizás tiene demasiados aspectos para despistarles de aprender las cosas básicas (embrague, calado de motor, ruido). Con la eléctrica, que además tiene menos peso, probablemente le echen más valor”.

Jose Manuel (padre de usuario Beta 80): “El precio es un tema muy importante. A igualdad de precio sopesaría mucho el comprar una moto eléctrica. Otras Comunidades Autónomas ya tienen incluso su propia categoría de eléctricas, así que muy probablemente el futuro esté en este rumbo. Lo que mejor veo para Pablo es la ligereza.”

Los 3 modelos de la gama Oset: 12″, 16″ y 20″María (11 años): “No tengo que hacer tanta fuerza para las mismas zonas, ni estar tan pendiente del embrague. La moto se me queda un poco pequeña, pero es muy divertida y con menos año habría sido interesante. Estéticamente me gusta bastante, pero necesitaría más tiempo para acostumbrarme”.

Pablo (11 años): “Lo que más me gusta es lo poco que pesa. También es interesante que no se cale en las zonas. El motor es suave, aunque requiere mucho tacto para hacer bien las zonas y que no se acelere muy rápido. Quizás podría hacer zonas muy parecidas a las que hago actualmente con la 80. Los frenos para mí son raros. Me gustaría que el trasero estuviera en el pie para ir acostumbrándome. En conclusión, me gusta mucho.”

GJ (Ingeniero de Telecomunicaciones): “Si la batería es de arranque, tiene un problema de ciclado, es decir, no aguanta que la descargen mucho. Por construcción, envejecen muy rápido. Para este uso, hay baterías de descarga profunda. Estas baterías están hechas para trabajar en flotación, que es muy poca descarga, muy poca carga. Si la descargas del todo, la durabilidad queda muy mermada. Este tipo de batería no llevan bien las descargas completas de batería. La solución son las baterías de litio, pero son más caras.

Otro asunto a tener en cuenta es que estas baterías, al descargarse, van perdiendo tensión. Esto implica que dan toda la potencia al principio, pero cuando a partir de mitad de carga, la caída de rendimiento es importante. Las de litio, en cambio, la descarga es muy abrupta. Te da toda la potencia y decae de golpe hasta detenerse.”

Texto y fotos: David Quer

Colaboran: Marcos Jiménez, María García y Pablo García.

Agradecimientos: Oset Spain

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *