inpulser20

Prueba a fondo Inpulse R20

440 Visto Dejar un comentario

inpulser20Muchas han sido las bicis que durante estos últimos años han copado el mercado, pero muy pocas las que han dispuesto de personalidad propia. Lo bonito en un nuevo modelo y a su vez lo difícil, es conseguir sacar algo, no solo que no exista, sino que se pueda reconocer de un simple vistazo. A día de hoy, muy pocas marcas han sido las que se han decidido por formas y diseños “únicos”, entre las que están Monty, Koxx, Kabra u Ozonys. Siendo realistas, todas las demás marcas se han inspirado en una mayor o menor medida en las bicis que, nos hayan gustado mas o menos, nos dejaron con la boca abierta la primera vez que las vimos.

Por esta razón, no dudamos en poner a prueba a un modelo que ha seguido esa senda de la diferenciación, la Inpulse R20.

Diseñada en Francia por Cedric Fontenoy, la R20 es la hermana pequeña de la bici con la que Aurelien Fontenoy ha conseguido ser el nº2 del mundo de 26”, es decir, por sus genes corre “pura sangre”.

Lo primero en lo que te fijarás es en su espectacular decoración. La marca gala ha impreso en sus modelos una imagen única con un anodizado en rojo brillante que otorga una aspecto agresivo a la par que elegante. Posiblemente es el chasis más llamativo que existe en el mercado en términos visuales. Este color ha sido acompañado con detalles blancos y grises así como con el logotipo de la marca en el tubo inferior y detalles del que nos indican el modelo, R20, en el tubo superior.

 

inpulser202

Es un chasis en el que destaca la ausencia de cárter, no por su novedad, ya que la mayoría de los chasis prescinden ya incluso de los agujeros para el mismo, sino porque incluye de serie un protector tipo ring atornillado al pedalier. Este es un sistema que nos ha parecido realmente acertado de cara a la durabilidad del cuadro. Otro de sus puntos a tocar son los tensores. Inpulse se ha decantado por suprimir las excéntricas y ha optado por tornillos sin fin, que sumados a una tuerca negra, harán que podamos regular al milímetro la tensión de nuestra cadena.

 

En cuanto al montaje de los frenos, se ha optado por el tipo Post Mount tanto en la horquilla como en el chasis. Sin duda es el montaje del “futuro” y es que cada vez más marcas lo eligen a la hora de diseñar sus chasis y horquillas. Esto es así debido a la facilidad de montaje y centrado que este sistema ofrece, por lo que no tendrás ningún problema para poner tus frenos de disco a punto. Por otra parte, los tornillos que fijan la pinza al chasis no se roscarán directamente sobre el mismo, sino que lo harán a través de este, dando a parar a unos “cubos” que harán la función de arandela, dejando fijada la pinza en la posición que deseemos.

Un aspecto muy importante, es que este chasis no es de los que está hecho con lata de “coca-cola”, es robusto y eso es un plus de cara a la durabilidad del mismo. Su peso de 1,5 Kg lo coloca entre los chasis que dan confianza ante roturas y que no pecan de pesados.

En cuanto a geometría, los chicos de Inpulse han optado por una geo que asegura el buen comportamiento de la bici y buena manejabilidad a todos los niveles. Sus 1010 mm de larga, 350 de vainas y +70 de pedalier hacen que absolutamente todas las técnicas estén compensadas.  Quizás como único pero es que estaremos obligados a utilizar un buje de 135mm por lo que se nos reducen mucho las opciones, no en vano, Inpulse ofrece esta medida con opción de disco fabricada en carbono.

EN MARCHA

La Inpulse R20 es una bici que a brazos se levanta con facilidad, es estable tanto a dos ruedas como a una y muy precisa entrando a delantera. Solamente en rocas podemos echar en falta ese plus de altura en el pedalier pero tampoco excesivamente.

La forma en la que está diseñada con el tubo intermedio hace que tenga un plus de rigidez que se deja notar en fuertes tirones y llegadas.

La colocación de la protección del piñón es perfecta y te quitará de todo tipo de golpes, tanto hacia el pedalier como hacia el piñón.

Su horquilla está diseñada con una caña bastante gruesa lo que es signo de durabilidad y es que poco a poco, todas las marcas optan por “engordar” esta zona para evitar sustos desagradables y eso da mucha seguridad cuando estás sobre ella.

En conjunto, la R20 es muy polivalente y disfrutaras enormemente seas un piloto de competición viviendo entre rocas o haciendo un poco de calle.

inpulser204inpulser205

CONCLUSIONES

Sin duda la Inpulse R20 es una de esas bicis especiales, no solo por su geometría sino por su forma de concepción. Un chasis llamativo, diferente, eficiente y duro. Esos son los 4 adjetivos que podríamos adjudicar a una muy buena opción si quieres cambiar tu bici o comprarte una nueva. La durabilidad está garantizada, no es ni corta ni larga y tampoco excesivamente baja. Una gran elección para todo aquel que, y mucho más en estos tiempos de crisis, desee una bici a la que dar “tralla” y no tener que cambiarla en 3 meses.

Como único pero, la medida del buje. Creemos que hay que estandarizar en la medida de lo posible este tipo de cosas para tener más mercado donde elegir, por lo que 116 mm habría sido la elección perfecta, pero aun así habría que decir que un buje más ancho también da más estabilidad. Ahora es vuestra elección el elegir gastaros los en torno a 600 euros que vale el chasis para adquirir uno de los cuadros más bonitos y completos del mercado.

Texto: Álvaro López / Fotos acción: David Quer 

 

RELATED ITEMS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *