Puntualmente, desde hace ya nueve ediciones, Gas Gas nos ofrece en el mes de Junio una edición limitada de su versión de Trial bajo el seudónimo “Raga Réplica”. En todas ellas ha existido un denominador común: representar una pre-serie de la gama que tan solo un mes o dos más tarde se presenta como la TXT Pro de serie, que por ejemplo este año será la 2012, de la cual podéis ver las características en esta presentación.

Desde 2003 se ha mantenido una misma filosofía, pero han cambiado mucho las tendencias. Se empezó apostando masivamente por los componentes de magnesio en lugares casi impensables, como el basculante, lo que demostró ser todo un fracaso debido a su mala vejez y durabilidad. A día de hoy solo quedan de magnesio los cárteres, que históricamente también han dado sus conflictos. Sin embargo, en Gas Gas paulatinamente han apostado por otras vías de diferenciación en su “Raga Réplica”, tal como ofrecer componentes exclusivos que no se verán en la moto de serie o simplemente el ofrecer un adelanto de la nueva moto al aficionado.

En 2011 Gas Gas ha vuelto a lanzar tres versiones diferentes, todas ellas con un cambio común: el amortiguador trasero. La versión de serie equipaba Sachs, la edición Racing apostaba por Öhlins y finalmente la que nos ocupa hace gala al nuevo acuerdo de la marca con Reiger. De todo este popurrí lo único que sacamos en claro es que la próxima gama 2012 volverá a salir con Sachs y solo algunos ágiles privilegiados podrán disfrutar de una Gas Gas con amortiguador Reiger como la que probamos en estas páginas.

gg_raga_2011_2gg_raga_2011

A los mandos

En Trialworld hemos trabajado en conseguir una unidad de estricta serie para efectuar una prueba dinámica y contaros de primera mano cuáles son las sensaciones que nos brinda el último trabajo de la fábrica gerundense. Para ello nos pusimos en contacto con Torre Motor (Unquera – Cantabria) y nos cedieron una unidad recientemente adquirida y rodada por su propietario, Luis, de tal forma que cuando llegó a nuestras manos ya estaba lo suficientemente suelta como para efectuar un reportaje de estas características.

gg_raga_2011_3gg_raga_2011_4

En la prueba también nos acompañó César Carmona, muy conocido por todos los aficionados al Trial por su trabajo en Gas Gas, donde llegó a ser mochilero de Jeroni Fajardo. Ahora desempeña su labor profesional al frente de Moting Parts como distribuidor en España de grandes marcas como Reikor, Acerbis, Ermax, Gianelli y más que podéis encontrar en su página web. César nos presentó en exclusiva una nueva equipación de Trial denominada Mots sobre la que está trabajando y próximamente estará a disposición de todos los aficionados; en la galería de fotos podéis ver cómo el piloto de nuestra sesión, Benjamín Torres, luce una equipación con los colores corporativos de Trialworld.

gg_raga_verticalSin más rodeos, nos situamos junto a nuestra protagonista para evaluar el trabajo realizado. Estéticamente se ha abandonado la tendencia iniciada en 2009 de diferenciar esta edición limitada con un chasis dorado y se ha apostado por el color negro, en contraste con la elegancia del blanco.  El faro delantero abandona la tradicional estética que arrastraba desde 2008 y recibe uno más agresivo, también de leds. No olvidemos que Gas Gas entrega sus motos con el faro “grande” homologado y normalmente el “racing” debe comprarse aparte por un precio algo inferior a los cien euros.

Otro punto donde hay que fijarse es en las bieletas de la suspensión, ya que es donde reside el secreto de la principal diferencia dinámica de la gama 2012. Éstas son más cortas y permiten que la moto vaya más levantada de detrás, logrando un reparto de masas más equilibrado y mejores sensaciones sobre el tren delantero. Contrariamente a lo que puedes esperar, la moto no es más cabezona ni lenta con estas modificaciones, sino que simplemente gana en neutralidad.

Estas bieletas son el complemento perfecto al espléndido amortiguador Rieger, que supera con creces el rendimiento del Sachs que monta la gama 2012 (y anteriores) y del añorado Öhlins (especialmente el dorado) que montó la versión 2006. Lo más destacado es, sin duda, su sensibilidad en el primer tercio de su recorrido. Sientes que la moto pisa perfectamente en todo momento con firmeza y las reacciones son mucho más dulces que con el Sachs, algo que se agradece en el pilotaje a todos los niveles.

Los más experimentados o exquisitos tienen la oportunidad de jugar con los reglajes del propio amortiguador para personalizar el rendimiento, algo que no es necesario para la mayoría de los mortales, ya que el taraje de serie es verdaderamente acertado. El otro punto fuerte de Reiger es su capacidad de absorción en fuertes impactos. La moto no se mueve de la trayectoria marcada ni responde con extraños; allí donde apuntas, sube con una suavidad exquisita. Sin duda, los cambios en el tren trasero mantienen la positiva línea de trabajo que Gas Gas está manteniendo en los últimos años, sobre todo a partir de 2011.

La nota negativa de esta noticia es que la gama 2012 vuelve a Sachs, un amortiguador bueno sin más. Entendemos que el Reiger es caro y quizás no salgan las cuentas a la hora de fabricar en serie producciones tan largas, pero nos gustaría ver los cambios de la Raga Réplica en la gama 2012, ya que a fin de cuentas es donde todo el público tiene puesta la mirada.

gg_raga_vertical_2

En el tren delantero, a pesar de no haber más cambios que los estéticos, la Gas Gas sigue presumiendo de contar con una de las mejores horquillas del mercado (con permiso de la “desaparecida” Cota 4RT e igualando a la Scorpa SY-R).

A nivel mecánico no encontramos cambios, pero esto no supone mayor problema cuando el rendimiento es óptimo a todos los niveles y tenemos tres cilindradas “gordas” entre las que poder elegir para encontrarnos cómodos pilotando. Para nuestro gusto la versión ideal es la 250 por su facilidad de pilotaje, versatilidad y diversión. Se trata de una mecánica muy progresiva, fácil de leer y noble. Dispone de un buen par, pero arranca con suavidad desde bajas revoluciones y perdona mejor la falta de tacto en el puño derecho que sus hermanas.

No obstante, como hay complexiones y estilos de pilotaje de todo tipo, aquellos de mayor nivel optarán probablemente por el motor 300 con el fin de obtener una respuesta más inmediata y llena al golpe de gas. Al contrario de lo que pueda parecer, la 300 es también una moto noble, ya que a pesar de su mayor par motor, su respuesta es muy lineal y fácil de interpretar. Además, es idónea para los pilotos con estilo clásico, que disfrutan conduciendo en marchas largas y prefieren no abusar del embrague en las zonas. Eso sí, a cambio la 300 exige mucho tacto y menos improvisación.

La 280 siempre ha sido la referencia en cilindradas, o al menos lo era hasta hace unos años. Es una moto más rápida y directa que sus hermanas, algo exigente también si queremos obtener el máximo partido de su mecánica. Sin embargo, hay muchos pilotos que optan por este modelo sin ningún tipo de duda. Por nuestra parte podemos afirmaros que Raga y la mayoría de pilotos “top” de GG llevan la 300, mientras que la 250 es popular por excelencia entre los aficionados.

El punto débil en Gas Gas es el embrague. La bomba “pequeña” le hace un flaco favor a un embrague esponjoso y falto de carácter. Además, cada embrague de Gas Gas es un mundo. Nuestro consejo es que, si podéis sustituyáis la bomba pequeña por una grande, que admite un caudal similar al de la bomba de freno; pero ojo, que también sea de aceite mineral, ya que de lo contrario podrían dañarse las juntas (hay algunas que van con líquido DOT4).

Como bien sabéis, la recién presentada Gas Gas TXT 2012 apenas incorpora cambios respecto a esta unidad de pruebas, por lo que podéis tomarla como referencia de cara a esta temporada.

Estos son los cambios que presenta la Gas Gas 2012 respecto a la 2011:

gasgas2012

* Horquilla Marzzochi “White” siguiendo la misma línea de la Raga 2011.

* Nueva decoración.

* Amortiguador trasero Sachs (no Reiger) apoyado sobre unas bieletas con nuevas especificaciones.

* Nuevas tijas de dirección con 10 grados más de giro y triple sujeción.

* Sistema de frenado delantero completamente nuevo, firmado por AJP en las primeras versiones (hasta agotar stock) y posteriormente por “Formula”.

* Pinza de freno trasera nueva.

* Nueva cadena y protector de corona, heredado de la Raga 2011.

* Mejoras en la caja del filtro de aire para mejorar la estanqueidad.

* Nueva palanca de arranque.

Texto y fotos: David Quer / Con la colaboración de Torre Motor y Moting Parts, con Benjamín Torre y César Carmona

{bonckowall source=”2″ pkey=”album” pvalue=”104487400570604964457″ pvalue2=”Gasgasraga11″ }{/bonckowall}

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *