biketrial_trialtech_tw

Test manillar fibra de carbono Trialtech 205 grs

591 Visto Dejar un comentario

biketrial_trialtech_twEl carbono es un material que se está introduciendo poco a poco en el mundo del trial. Esto es así debido a la “imposibilidad” de bajar el peso de las bicicletas con componentes de aluminio sin dejar su durabilidad mermada. Ante todo hay que tener en cuenta que las marcas en este deporte viven de los pilotos amateurs y los que estos buscan son bicis y componentes ligeros pero que les garanticen tanto un tiempo considerable de uso como un plus de seguridad.

Hace ya tiempo que Koxx se atrevió a sacar el primer componente de carbono sorprendiendo con un manillar que pronto se popularizó entre profesionales y amateurs. Tras esto vinieron horquillas e incluso bicis como la M5 de Monty. Siendo realistas, tan solo estas dos marcas han innovado tanto en fabricación como en atrevimiento. Todos recordamos que cuando Koxx se atrevió a sacar el primer Nowar de carbono, muchas marcas conocidas y menos conocidas “copiaron” este diseño y lo sacaron al mercado…

Antes de continuar es importante dejar claro que lo que nosotros valoramos en una marca además de la calidad de sus productos, es la innovación. Hacer lo que está hecho y ponerle otra pegatina e incluso ponerlo al mismo precio o más caro no nos llevará a ningún lado en un deporte que, y mucho mas en estos tiempos de crisis, está haciendo los productos altos de gama totalmente inaccesibles. Somos de la opinión de que si pago por un producto exclusivo es precisamente por eso, porque es exclusivo, es decir, no hay otra marca que lo fabrique y tiene un desarrollo e investigación detrás.

Poco a poco nos hemos hecho más “fans” del carbono, y es que lo que parecía una “quimera” ha resultado durar más que el aluminio dando mejores prestaciones. Por este motivo decidimos contactar con Trialtech, una de las marcas que a día de hoy ofrece una gran calidad de desarrollo y materiales, con el fin de probar su nuevo manillar de carbono.

Lo primero que te fijarás si eres dueño de este componente es su excelente presentación en una caja especialmente diseñada para el mismo. En ella se puede leer el logotipo de la marca y SL (Super Light) que son las siglas que caracterizan al mismo.

manillar_trialtech_2Trialtech ha puesto mucho trabajo e ilusión en desarrollar este componente. Para ello se centraron en no sacar algo que ya estuviese a la venta sino un producto totalmente nuevo tanto en materiales, diseño y medidas cosa que sin duda lo han conseguido. Este manillar es un doble altura “puro”. Siempre y hablo de nosotros como probadores, hemos sido de los que preferían los doble altura de “toda la vida”. Con las últimas gamas de manillares, las angulaciones se habían reducido notablemente, no sabemos bien si por durabilidad/peso o por cambio de geometrías en general pero Trialtech ha desarrollado el primer manillar de carbono de doble altura como tal.

Su construcción ha sido llevada a cabo con fibra de carbono unidireccional con acabado mate. Cuenta con unos gráficos en plata con las letras SL y unos marcadores de posición (pegatinas) que podremos utilizar para tomar nota de nuestras posturas preferidas. Los detalles no acaban ahí. La zona que va en la potencia está granulada para evitar el movimiento de la misma tras apretar los tornillos que fijan el manillar, zona que a la par, ha sido marcada con rayas para saber la angulación que hemos utilizado a fin de no perder la referencia en futuros cambios de componentes.

Cuenta con una mayor área de sección transversal en la curvatura del manillar para aumentar la resistencia y rigidez. En cuanto al grosor no es el mismo en todas las zonas, y varía dependiendo de las necesidades de cada una, ya que se ha buscado la seguridad pero a su vez bajar peso. Para terminar con sus características técnicas, tiene un diámetro de 31,8 por lo que es apto para todas las potencias actuales, su longitud es de 730 mm. y para ir cómodo no hace falta cortarlo aunque se puede hacer sin problema. La elevación es de 10º, el retroceso de otros 10º y la altura máxima será de 95mm. Todo esto conforma probablemente el manillar más exclusivo del mercado con un peso final de 205,9 gramos.

En cuanto a su uso la verdad que es un componente que da seguridad y no solo porque la marca que lo fabrica es conocida, sino porque como dijimos antes, el carbono, al menos en manillares ha durado y dura. A su vez, el aspecto es inmejorable por lo que tendrás total confianza nada más ponerlo y olvidaras posibles miedos en pocos segundos. A la hora de colocarlo, sobre todo en potencias con fijación de dos tornillos, habrá que abrir bastante dicha pieza, puesto que al ser de doble altura pasará peor hasta entrar en su sitio.

trialtech1trialtech2

Una vez colocado es increíblemente cómodo. Aunque siempre hemos llevado manillares más estrechos, no nos hemos visto obligados a cortarlo, puesto que desde el primer momento nos ha resultado realmente cómodo. Como todos los doble altura, si lo inclinas más para adelante tendrás menos facilidad para levantar la bici a brazos y al revés. Es fácil encontrar la posición idónea y las muñecas no sufren para nada. Es sorprendente lo fácil que nos adaptamos a un manillar que poco tenía que ver con el anterior que habíamos probado.

CONCLUSIONES

Trialtech ha conseguido un componente que va más allá de un simple manillar. Podemos y nos atrevemos a decir que es probablemente el mejor manillar del mundo, por lo menos en cuanto a opinión personal se refiere. Lo que está claro es que nos alegramos de ver a una marca que saca algo a la altura de lo mejor que existía pero sin ser una copia. Estéticamente elegante, es un componente que hará las delicias de todos aquellos que opten por elegirle y si eres un “enamorado” de los manillares de doble altura ni te lo pienses. Por otra parte podemos asegurar que es un manillar con una alta durabilidad y no solo por nuestro test sino por palabras de algunos pilotos que lo usan y hay ayudado a su desarrollo como Kenny Belaey o Rick Koekoek.

Como único contra…el precio. Pero aquí se puede usar la frase de “el que algo quiere algo le cuesta” y es que como os hemos dicho durante el test, no es un manillar normal. Si te decides por este componente pagarás por algo exclusivo, duradero y con mucha calidad y esto, como es normal, se paga: 163 euros.

Para concluir queremos dar las gracias a Trialtech por su atención y gran disponibilidad a la hora de realizar este test.

Texto: Álvaro López / Fotos: David Quer & Trialtech 

 

RELATED ITEMS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *