ktmexplo480

Prueba KTM Freeride 350

1509 Visto Dejar un comentario

ktmexplo480La gran mayoría de los aficionados a la moto de campo buscan modelos cada vez más competitivos, ligeros, potentes y sofisticados. Sin embargo, otros usuarios están dispuestos a renunciar cualidades deportivas en beneficio de la polivalencia y el confort.

Este segmento, que nosotros conocemos como Trial – Excursión, ha ido evolucionando de una forma heterogénea con el paso de los años. Muchos recordarán las primeras Beta ALP, que derivaban directamente de la TR34, o las populares Long Ride de Scorpa, que tan solo añadían un depósito con más autonomía y asiento a las versiones deportivas.

La poca oferta de este segmento ha potenciado el liderazgo de Beta a través de sus modelos ALP -125cc, 200cc y 400cc-, con motores de cuatro tiempos y unas prestaciones más bien discretas, tanto a nivel mecánico como de parte ciclo. Bajo estos mismos parámetros también nació la Gas Gas Randonné, cuya recepción en el mercado está siendo bastante pobre.

En 2012 ha llegado la tecnificación. Por fin, optar por una moto polivalente no es sinónimo de renunciar a buenas prestaciones deportivas o componentes de primera línea. Las propuestas de Ossa con la Explorer 280-2T alimentado por inyección- y la KTM Freeride -4T y 350cc-, abren el abanico de opciones y proponen una nueva forma de disfrutar de la montaña.

Nuestros compañeros de la revista digital EnduroPro, disponible mensualmente de forma gratuita para todos los amantes del Enduro, se han desplazado hasta Marrakech para probar a fondo la KTM Freeride 350. Su director, Jorge Torrecillas, ha querido acercar también este modelo a todos los amantes del Trial con este test.

Rompe moldes

Cambia la filosofía. Ha llegado la Freeride 350, una moto que romperá tus esquemas y hará que lo pases como un niño. ¿Trial o enduro? No importa, disfruta.

¿Qué necesitas realmente para divertirte en el campo? Piénsalo. Las actuales motos de enduro vienen de serie prácticamente preparadas para la competición, con potencia y prestaciones que muchas veces están por encima de las posibilidades del usuario medio.

Buscando respuestas a este interrogante el equipo de desarrollo de KTM se puso manos a la obra para dar vida a una moto ideada para disfrutar del enduro sin pretensiones, de manera fácil y que hiciera posible superar zonas que con una “enduro pura” no nos atreveríamos a afrontar.

ktmexplo4802

ktmexplo4803

 

Para ello hacía falta una moto muy ligera, extremadamente manejable y con un motor suave pero que no defraudara.  Así nace la Freeride 350, un nuevo concepto de diversión sobre dos ruedas, que va está a caballo entre el trial y el enduro. De este modo encontramos un vehículo que satisfará a todo tipo de público desde el que quiere tener una toma de contacto con el off road hasta el que ha sido un piloto experto y que prefiere ahora tomarse el deporte con más tranquilidad sin renunciar a las excursiones y el disfrute, sin olvidar al aficionado de fin de semana que no pretende llegar a competir.

¿Trialera?

No hace falta ser un lince para adivinar que parte de la base de esta moto está inspirada en el trial. Estructuralmente es una moto muy estrecha y con una configuración que incita a ir de pie prácticamente todo el rato (sentados no es tan cómoda). Los neumáticos de trial –Dunlop D803- y el tarado de las suspensiones también la alejan de los modelos de enduro convencionales. Sin embargo,  KTM no quiso renunciar a la esencia de sus modelos EXC y la dotó de un asiento cómodo y unas dimensiones que si bien son más reducidas que las habituales de su gama no llega a la pequeñez de una moto de trial. Eso sí, como veremos más adelante en buenas manos puede subir verdaderas paredes.

Chasis híbrido

La moto tiene personalidad propia y ha sido desarrollada desde cero. Por eso el chasis es de nueva factura combinando el acero al cromo-molibdeno con el aluminio. Algo nuevo en la marca naranja, poco amiga hasta la fecha de este ligero metal. Así mismo, también han sorprendido con un robusto subchasis de plástico que alberga los componentes electrónicos y los mantiene estancos.  Su diseño se comparte con la versión eléctrica que ya está en su fase final de desarrollo y que presumiblemente veamos a mediados de año.

ktmexplo4ktm_explo5

Soluciones novedosas

Es por ello que el asiento se levanta hacia delante con un sencillo sistema de presión y bajo él encontramos el depósito de gasolina translúcido y el nuevo sistema de filtro de aire. Un cartucho plástico protector que se aloja en una cavidad cilíndrica del mismo depósito. Su cambio o limpieza es muy sencillo. En el caso del modelo eléctrico, ahí estarán ubicada la batería. Delante del asiento incorpora un testigo luminoso de reserva y otro de encendido, un buen detalle.

Pero no es la única novedad q encontramos, la Freeride también nos sorprende con unas estriberas con dos posiciones, que varían simplemente al girar su soporte 180º. Una más adelantada y otra retrasada 8 mm que aporta más tracción y convierte la postura en más trialera.

En el caso del escape vemos que transcurre por debajo del motor y para convertirse después en una doble salida con silenciosos de aluminio. Una buena solución estética y, como todo, en pro de la ligereza.

Motor suficiente

ktmfree6

Después de muchas pruebas con varias de sus motorizaciones, especialmente con el 250 4T, los ingenieros de KTM vieron que era necesario un motor contundente para este nuevo modelo.  Por ello escogieron el 350 EXC, al que con ligeras modificaciones lograron aligerar 1,2 kg y mejorar su durabilidad al no tener que ir tan “apretado”. Se eliminó el pedal de arranque, se incorporó nueva tapa de embrague, se sustituyeron las válvulas de titanio por acero y se le aplicaron nuevos mapas de encendido que otorgaran cómodamente una potencia cercana a los 25 CV sin sobrepasar las 10.000 rpm. Se mantuvieron las 6 marchas pero con una relación de cambio diferente y un piñón de ataque de 11 dientes.

Siéntete libre

Para la prueba del modelo viajamos a Marruecos. KTM había preparado un variadísimo y bello recorrido por a los pies del Atlas donde pudimos comprobar el comportamiento de su nueva creación. Por muy diferentes terrenos y condiciones climáticas. Y nos sorprendió muy gratamente.

Sobre la Freeride te sientes mejor piloto, con una libertad de movimiento que hasta la fecha era desconocida. Parecerá una tontería, pero no. En todo momento controlas la moto, ya que es como una prolongación de tu cuerpo. Si la ajustas a tu gusto (manillar con cuatro posiciones y estriberas con dos) prepárate a gozar. Te da seguridad en caminos revirados y en trialeras muy complicadas. Lo que con una enduro tradicional sabías que era caída o susto seguro con la Freeride lo superas sin problemas. El tacto de la suspensión WP es blando pero eficaz y literalmente se como los baches.

ktmfree7

Existe la opción de rebajarla hasta 25 mm, para personas de poca talla. Al ser tan ligera la mueves de un lado a otro sin fatiga a pesar de llevar  horas de excursión. La postura evita que se te carguen los brazos y al tener un motor muy suave pilotas mucho más relajado. Para realmente disfrutar de la moto hay que jugar con el cuerpo, como con la moto de trial, flexionando mucho. Verás como al poco fluyes con ella, aprovechas las inercias y te das cuenta que no necesitas más para pasarlo bien.

¡Sorprende!

Hay que entender en todo momento la filosofía de la moto. Si buscas una máquina rápida te equivocas. Su motor es “light” pero no defrauda. En primera y segunda trepa por donde no imaginas y gracias a la brutal tracción de sus neumáticos no importa por la superficie que vayas para siempre llegar a tu destino; ya sea una cima o el otro lado del río. Con un golpe de embrague la moto despega y en manos de buenos trialeros puede hacer verdaderas virguerías. También puedes jugar con la presión de los neumáticos y, por ejemplo, bajarla en caso de enfrentarte a piedras resbaladizas.

La moto es francamente polivalente y conociendo sus límites te darás cuenta de que los tuyos desaparecen. La levantas sin problemas, giras con ella donde antes tenías que hacer maniobra, si te quedas atrapado –cosa difícil- con poquito esfuerzo la recolocas y sigues la marcha.

enduroproEso sí, en pistas un poco rápidas penaliza y superar los 80 km/h la pone en un compromiso. Lo ideal son trialeras, senderos, caminos de piedra… etc. Es recomendable adquirir el selector de mapping ya que te da tres opciones de encendido y podrás adaptar mejor la moto a tu estilo de conducción, con solo girar una pequeña rosca junto al manillar.

La autonomía llega a los 100 km con un depósito (5,5 litros) con una conducción normal, pero si la exiges un poco rondará los 70 km. La moto estará disponible a finales de abril por un precio de 6.999 euros.

Pincha aquí para suscribirte gratuitamente a EnduroPro 

Introducción: David Quer

Texto y acción: Jorge Torrecillas

Fotos: Alessio Barbanti

Lo más

* Ligereza

* Manejabilidad

* Tracción

Lo menos

* Arranque

* Postura sentado

 

{bonckowall source=”2″ pkey=”album” pvalue=”118194148099969645904″ pvalue2=”KTMFreeride350″ }{/bonckowall}

 

 

        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *