txtproraga05

Prueba Gas Gas TXT Pro 300 Raga 2005

691 Visto Dejar un comentario

txtproraga05Por tercer año consecutivo la marca gerundense ha lanzado una serie especial limitada de la TXT Pro 300, réplica de la montura empleada por Adam Raga en el Campeonato del Mundo. Su reconocida exclusividad, unida a la gran lista de componentes especiales que incorpora, la convierten en una pieza muy cotizada, tanto en el mundo de la competición, como para aquellos coleccionistas de última generación. Si bien, Gas Gas la previsión de Gas Gas es fabricar únicamente 370 unidades de la “Raga Racing”.

Partiendo de la TXT 300 de serie, se han introducido diferentes modificaciones que afectan tanto a su mecánica, como al comportamiento de las suspensiones. Como sucedía en pasadas ediciones, lo que más sigue impactando al primer golpe de vista, es el exclusivo acabado en color oro de su cárter, tapa de embrague y basculante, diseñados acorde a los parámetros de serie, pero empleando un material tan ligero como el Magnesio T6.

Una vez dentro de su propulsor, seguimos disfrutando del comportamiento de un elemento realmente “Pro”, como es el carburador Keihin de 28mm. Además de estos componentes ya conocidos, se han unido otros nuevos, como fruto de la evolución llevada a cabo por Adam en el último año sobre su Gas Gas. Así, se ha diseñado un nuevo codo de escape, con una curvatura diferente en su parte más alta, que ayuda a mejorar la respuesta del propulsor a bajas revoluciones. Sin embargo, en Gas Gas no se han conformado con eso, y buscaban ofrecer al usuario algo más, algo nunca visto antes en una moto de trial de serie: un revolucionario sistema de encendido.

Para ello, se ha sustituido el anterior sistema Ducati programable, por otro nuevo también programable firmado por Kokusan. La particularidad de este sistema, es que está dotado de un interruptor colocado en el manillar, desde el cual, podemos seleccionar fácilmente una de las dos curvas de potencia previamente programadas en la moto. En lo referente al apartado de suspensiones, seguimos estando de enhorabuena, pues una edición más, vamos a poder disfrutar del exclusivo amortiguador Öhlins evolucionado por Adam Raga.

Existen otra serie de detalles de menor rango que completan esta preparación, como son las excéntricas de tensado especiales, el manillar con diámetro variable con bridas Raga, o los latiguillos de freno y embrague fabricados en teflón. Por su parte, la decoración sigue las mismas pautas de la gama 2005, incluyendo la firma de Adam en el guardabarros trasero, y una placa identificativa numerada como auténtica serie limitada que es.

SORPRENDENTE 

Si bien estéticamente esta nueva edición no da cabida a muchas sorpresas, estas comienzan a aparecer desde el primer momento que nos ponemos a sus mandos. En cuanto a la posición de conducción, seguimos alabando las buenas sensaciones que nos aporta el manillar de diámetro variable, haciendo más cómoda la postura, a la vez que mejora el aplomo del tren delantero. Nos llama la atención especialmente, el nuevo interruptor situado junto al mando del acelerador, mediante el cual podemos seleccionar una de las dos curvas que almacena el encendido Kokusan. Muchos os preguntareis por que se abandona el encendido Ducati, siendo también programable.

La respuesta es sencilla, el Ducati permite infinidad de configuraciones, pero sólo una puede almacenarse en la centralita. El Kokusan por su parte, contempla tan sólo dos posibilidades, pero ambas pueden almacenarse a la vez, y ser controladas por el piloto mediante el dispositivo mencionado. Una vez aclarados los conceptos, pasamos a la acción, esta vez con un terreno donde predominan grandes rocas y tenemos buena tracción. Desde el primer momento, nos damos cuenta que poco queda de la dulzura que aplaudíamos en la “trescientos” de serie.

El talante de la “Raga Racing” es agresivo, con una rapidez de respuesta inmediata, que obliga al piloto a estar muy atento en todo momento. Quizás la clave de este comportamiento, se encuentre en la configuración del carburador Keihin. Simplemente con esta modificación, la ganancia respecto a la moto de serie es cercana al cv de potencia, y sus efectos repercuten especialmente a medio y alto régimen.

Lógicamente los obstáculos que deben superar los pilotos “top” requieren mucha potencia al instante, por eso la gran tarea de los técnicos, es encontrar el equilibrio entre potencia y suavidad. La “Racing Raga” es por ello, la primera en disponer de dos curvas útiles bajo un mismo encendido.

DIFERENTES MAPAS 

Durante la prueba, elegimos una zona mixta, con giros delicados de tierra y fuertes escalones de piedra. Después de realizar tres pasadas sobre la zona con el mapa uno, y otras tres con el mapa dos, valoramos las sensaciones cada uno de nosotros. Realmente, ninguno fuimos capaz grandes diferencias claras entre ambas configuraciones, sí se aprecia que la primera es menos agresiva y favorece la tracción en superficies delicadas.

El mapa dos, ofrece una gama de potencia útil más amplia, siendo capaz de estirar con fuerza hasta pasadas las 8.000 rpm, a cambio de sacrificar eficacia a bajo régimen. En definitiva, seguramente el ochenta por ciento de nosotros apenas notaríamos el cambio si con los ojos cerrados seleccionamos uno u otro mapa. Sin embargo, para aquellos que buscan mayores posibilidades, o simplemente disponer de un componente tan exclusivo, la Gas Gas complacerá sin duda sus necesidades.

Otra de las grandes sorpresas de este conjunto, es el altísimo nivel al que se encuentran las suspensiones. La presencia del amortiguador Öhlins, se traduce en mayor suavidad, mejor tracción, y sobre todo una homogeneidad con el tren delantero más lograda. Su eficacia se aprecia también con los movimientos en parado, que ahora son más sencillos, debido también al menor peso de la “Raga Racing” respecto a la “trescientos” de serie.

Texto: David Quer 

 

RELATED ITEMS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *