javier cruz perfil

Empezar la casa por el tejado

468 Visto Dejar un comentario

javier cruz perfilNo soy ningún campeón de trial ni nunca lo he sido. Pero desde que tenía nueve años he hecho trial; y mucho. Cuarenta y tres años seguidos en los que en mi casa siempre ha habido motos de trial.

En estos años he hecho miles de kilómetros de interzona y miles de zonas, por mi cuenta o en triales federados en varios países, especialmente en el sur de Inglaterra donde estudié y donde crecí como piloto de trial aficionado.

Reconozco que las técnicas del trial moderno me superaron y me alejé de la competición durante casi diez años, aunque nunca he arrinconado mi vieja Sherpa, la Cota, ni dejado las zonas; soy de los que esté donde esté cuando veo un rio, una ladera o un barranco miro curioso a ver si allí se podrían marcar buenas zonas, y cuando veo un camino empinado y revirado no veo un simple camino, veo una interzona e imagino la trazada perfecta para subir con mi moto. [LEER MÁS]

Cuando acepté la propuesta de Trialworld para colaborar en esta web lo hice con dos condiciones; la primera mi colaboración seria para una sola temporada. La segunda es que no seguiría ninguna línea editorial, estoy aquí para escribir de trial; motos, pilotos, competiciones, reglamentos… tal y como yo lo veo, así que vamos al grano porque tengo muchos temas que me gustaría comentaros.

EMPEZAR LA CASA POR EL TEJADO

Se supone que si antes no existen unos cimientos, no nos será posible construir el tejado de una casa. Aunque según se dice siempre hay excepciones que confirman la regla; y para ejemplo de excepciones tenemos a nuestra RFME que nos demuestra cómo se puede conseguir absolutamente todo lo contrario. Como sin cimientos, sin paredes y ni siquiera pilares se puede coronar la torre más alta dejando boquiabiertos a los más escépticos arquitectos.

Me explico.

Según el Consejo Superior de Deportes (CSD), el motociclismo Español ha obtenido en 2012 la friolera de 22 medallas. Hay que explicar que en el CSD entienden por “medallas” los primeros, segundos y terceros puestos en los campeonatos del mundo de la especialidad. El motociclismo español con estas 22 medallas se ha visto  superado solamente por el tiro olímpico y la vela.

Estas 22 medallas de las dos ruedas se dividen en 10 campeonatos del mundo; 8 sub campeonatos y 4 terceros puestos, de los que el trial Español ha conseguido 12 de estas 22 medallas divididas en 5 campeonatos absolutos (masculino indoor y outdoor con Toni Bou, femenino con Laia Sainz, equipos masculino y femenino en el trial de las naciones), 4 sub campeonatos (Raga en outdoor, Cabestani en indoor y Moret en open y junior) y 3 terceros puestos con Fajardo en outdoor, Raga en indoor y Sandra Gómez en féminas).

mundial standar 480Esto supone un triunfo que desde hace un tiempo se repite año tras año dentro del motociclismo español y en concreto el rotundo e inapelable éxito de una disciplina deportiva del deporte español como es el trial, frente al que los federativos de la RFME, el CSD y nuestros políticos se deben sentir muy orgullosos.

La verdad es que no es para menos. Enhorabuena a todos estos campeones, yo también me siento orgulloso de vosotros.

Los que me conocéis sabéis que paso tiempo en Reino Unido donde tengo algo de trabajo y muchos amigos. Algunos de estos amigos que están muy unidos al deporte del trial me preguntan curiosos cuando ven nuestro potencial trialero: “¿España debe ser un paraíso del trial, verdad?”.  A lo que francamente me cuesta contestar.

Hay que ver sus caras de incredulidad cuando les cuento cosas como: “Bueno, no tan paraíso…”. “En realidad hay muchas menos de mil licencias de trial en todo el territorio español… ”“En sitios como Madrid no hay un solo lugar donde hacer trial no sea un delito penado con multas exageradamente altas…”. “En Madrid o Castilla se nos discrimina de tal forma que se nos niega el derecho a hacer trial incluso en terrenos privados y se nos persigue hasta en helicópteros con un tesón y una saña difíciles de explicar con palabras…”. “Hay muy pocos triales en España; y muy pocos clubes…”. “El trial de iniciación dentro de los clubes es prácticamente inexistente…”.  “En toda España entrenar trial fuera de un entrenamiento oficial con un menor de edad es un delito penal por el cual puedes perder hasta la custodia de tu hijo…”.

Difícil de creer, pero no tanto cuando se ven las estadísticas del CSD acerca del mundo de la moto dentro del contexto global del deporte español. Acorde a los éxitos de nuestro motociclismo y del trial en concreto, se diría que la RFME debe tener muchos miles de federados.

Otra vez no, solamente 14.187 asociados en 2012 según el CSD, una cifra ridícula acorde a sus éxitos, solamente en Inglaterra sin contar siquiera a Escocia, hay más licencias de trial que en España de todas las modalidades de motociclismo juntas.

El motociclismo en España ocupaba en 2012 la posición 31º dentro del deporte federado con sus solo 14.187 licencias, cifra similar al noble deporte de los galgos con 13.789 licencias y por debajo de otros muy nobles deportes como la pelota (15.064), orientación (18.869), colombicultura (23.278), petanca (25.018), surf (23.089) y a años luz de deportes muy minoritarios como el tiro olímpico (59.083) o la vela (59.703).

Y que nadie me diga que una moto de trial es más cara que un rifle o una pistola de tiro olímpico o de un velero de competición ya que sus precios son similares e incluso el precio de una moto de trial es inferior en muchos casos. Solamente una caja de munición de precisión para una pistola olímpica de 20 cartuchos puede costar más de 300€.

bou titulo 400 2Desconozco cuál es el secreto de la RFME para conseguir construir nuestra casa del trial empezando por el tejado, pero no puedo dejar de darles la enhorabuena por su habilidad y por los resultados obtenidos. Una medalla mundial por cada 80 trialeros federados mientras que Inglaterra necesita 4.000 trialeros federados y organizar más de 40 triales cada fin de semana para obtener cada una de sus cuatro medallas en trial. Pobres diablos, a ver cuando aprenden.

Pero como practicante de base me gustaría que en la RFME sepan que me siento dividido por dentro. Por un lado orgulloso del éxito alcanzado por el trial español de más alto nivel, pero por otro lado sinceramente abandonado, discriminado y olvidado por mi federación; sin sitios donde poder entrenar, con pocos o casi nulos triales para mi nivel, con licencias caras, con permisos de salida abusivos para poder correr donde si hay triales a mi medida, sin triales para niños ni promoción para ellos…

Espero que una vez construido y consolidado ese tejado ahora se trabaje para poner los cimientos, los pilares y las paredes que nuestro deporte necesita. Porque lo necesita urgentemente si es que hay quien no se haya dado cuenta de ello todavía.

Y por ende recordar a todos que esos cimientos y el acceso libre al deporte deseado y su promoción son el fin último de la existencia de las federaciones según nuestra constitución. No la consecución de títulos.

No estaría mal recordarlo de vez en cuando.

Texto: Javier Cruz

 

RELATED ITEMS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *