montesa 4ride prueba

Prueba Montesa 4Ride

678 Visto

La Montesa 4Ride mantiene una esencia trialera pero aumentando su polivalencia

Pesa 85 kilos

Comparte motor con la Cota 4RT y el arranque es a patada

Su depósito es de 4,4 litros y tiene una autonomía superior a los 100 kilómetros

El precio de la Montesa 4Ride es de 7.149e€

Montesa siempre ha tenido el segmento de las trial-excursión en el punto de mira, aunque hace ya más de un cuarto de siglo que creó un modelo expresamente para este mercado: la Montesa Cota Evasión. Desde entonces hemos visto diferentes soluciones técnicas adaptadas a los modelos de trial con el objetivo de mejorar el confort, como el ofrecer un asiento a medida fácilmente desmontable. Esto es algo que hoy podemos encontrar para la Cota 4RT.

Montesa 4Ride trial excursion

Sin embargo los técnicos de Montesa han querido dar un paso más allá, realizando modificaciones más profundas que satisfagan las necesidades de todos aquellos que buscan un medio de acceso a la montaña con mayor autonomía, polivalencia y confort. Todo ello, además, con las suficientes capacidades técnicas para desenvolverse en las circunstancias más exigentes.

MECÁNICA DE TALANTE TRIALERO

El propulsor monocilíndrico 4T de cinco velocidades equipa una culata con un único árbol de levas y cuatro válvulas, con unas cotas internas de 78 x 54,2mm que le otorgan una cilindrada exacta de 258,9cc. Se alimenta por medio de un sistema de inyec­ción electrónica PGM-FI con un diámetro de ma­riposa de 28mm. El arranque es exclusivamente a patada.

La 4Ride comparte chasis con la Montesa Cota 4RT, con la salvedad de incorporar un subchasis sobre el que va colocado el asiento. La cavidad interior entre el subchasis y asiento ha sido bien aprovechada para poder guardar objetos personales, herramienta o incluso un bote con gasolina auxiliar.

El asiento se encuentra a una altura de 885 mm, una distancia más que suficiente para satisfacer a todos los públicos y ofrecer una óptima maniobrabilidad en las situaciones más técnicas. La posición de conducción es cómoda, algo a lo que también contribuye el hecho de recibir un manillar más alto y abierto respecto a la Cota 4RT.

MÁS CONFORT, MÁS AUTONOMÍA

Las suspensiones mantienen la esencia de su hermana trialera, pero con modificación en los recorridos para imprimir más confort en largos desplazamientos. Así, la horquilla Tech es 38mm más larga respecto a la 4RT y el R16V aumenta 12mm su altura. En cuanto a los frenos, son Braktec y no varían respecto a los modelos de trial.

montesa 4ride prueba

Otro elemento clave en la Montesa 4Ride es la autonomía. Este punto es uno de los más críticos en las motos de trial, por lo que era primordial aumentar la capacidad del depósito de combustible, el cual crece hasta los 4,4 litros (1,9 litros en el caso de la Cota 4RT). Los técnicos de Montesa le confían una autonomía aproximada de 120 kilómetros.

Todo este equipamiento revierte sobre el peso de la Montesa 4Ride, que si bien es óptimo respecto a una moto de enduro, supone más de 10 kilos por encima de la Cota 4RT, concretamente 85 kilos.

A LOS MANDOS DE LA MONTESA 4RIDE

La Montesa 4Ride es una moto que destila aventura y accesibilidad desde la primera impresión. Su estética no se caracteriza por ser racing, pero es elegante y presume de un estilo atemporal, fiel a la cromática de la marca hispano japonesa.

montesa 4ride prueba

Como decíamos anteriormente, la puesta en marcha es a patada. El sonido de su motor 4T es contenido y la primera respuesta al golpe de gas transmite suavidad. Es dulce. Una sensación que continúa tras comenzar a pilotarla y donde, lógicamente, nos vienen reminiscencias del tacto que conocemos en la Cota 4RT. Estamos ante una mecánica con buen par, lineal en la entrega de potencia y un comportamiento muy predecible. Ideal para empatizar rápidamente con ella y conocer dónde están tanto sus virtudes como sus límites.

GRANDES APTITUDES DEPORTIVAS

La relación de cambios lógicamente es más larga que en una moto de trial, pero en primera velocidad puedes realizar perfectamente zonas de un nivel más que considerable. Es más, nos sorprendieron sus aptitudes trialeras. Tanto, que acabas olvidando sobre qué moto estás subido y es fácil calentarse con un trial “light” nada despreciable. Eso sí, hablamos de capacidad trialera, no tanto de agilidad y maniobrabilidad en zonas. Ahí el paso y las dimensiones empiezan a pasar factura.

EL HÁBITAT NATURAL DE LA MONTESA 4RIDE

En pistas y caminos resulta también muy efectiva. La posición es más cómoda que deportiva, pero suficiente como para imprimir confianza y permitirte ir rápido por pistas y caminos. Cuanto más sinuoso y roto es el terreno, mejor. Ahí está su hábitat. Si buscas pistas amplias de altas velocidades te encontrarás las limitaciones de sus neumáticos puramente trialeros, los Dunlop D803GP, que no están concebidos para tal cometido. Las suspensiones tampoco te sujetan igual en este tipo de condiciones.

En resumidas cuentas, estamos ante una moto altamente polivalente y divertida, más cercana al trial de lo que pueda invitar su estética, suficientemente endurera como para divertirse a buen ritmo, pero amante de lo técnico.

Si buscas diversión, fiabilidad, buenas prestaciones y puedes permitirte un precio de 7.149€, la Montesa 4Ride es una gran moto de trial excursión a tener en cuenta para tu garaje.

VIDEO MONTESA 4RIDE TONI BOU

 

RELATED ITEMS