lavar moto de trial

¿Cómo lavar bien tu moto de trial?

1188 Visto Dejar un comentario

La operación de lavado es fundamental dentro de la puesta a punto de tu moto de trial por varias circunstancias. En primer lugar, debido a la multitud de agentes presentes en el campo que pueden dejar secuelas en el rendimiento de tu moto, y en segundo lugar, por estética y mantenimiento.




Lavar bien tu moto de trial no es simplemente darle con agua a presión durante un par de minutos subida en el carro cuando vuelves a casa. Es conveniente concienciarse que la vida útil de muchos componentes están en juego y no cuesta tanto hacerlo bien.

¿Qué herramientas y productos necesito para lavar mi moto de trial?

  1. Un bote de desengrasante Repsol Degreaser
  2. Un cepillo de dientes viejo
  3. Un tapón para el terminal del silencioso
  4. Jabón de lavado Repsol
  5. Un caballete
  6. Grasa de cadenas Repsol Chain
  7. Spray multiusos Repsol
  8. Máquina de agua a presión

accesorios-lavado-moto-trial

Limpiar tu moto de trial paso a paso

Paso 1: una vez que tenemos la moto subida en el caballete y la rueda trasera gira libre, procederemos a tapar el silencioso con el tapón y rociar con el spray desengrasante Repsol aquellos elementos mecánicos donde la grasa esté presente. Nos referimos a la cadena, las bieletas y todo el resto del kit de transmisión.

Paso 2: nos ayudamos del cepillo para limpiar el kit de transmisión completo y liberar la grasa más adherida.

desengrasante repsol moto trial

Paso 3: procedemos a utilizar la máquina a presión, con la premisa de guardar un metro de distancia respecto a la moto y evitar el impacto directo sobre cualquier componente eléctrico. Prestamos atención a la parte inferior de la moto para limpiar bien todas las bieletas y el amortiguador, además de la placa cubre cárter.

Paso 4: una vez que hemos repasado la moto por completo, podemos repetir la operación ayudándonos de un champú específico para vehículos como el que comercializa Repsol. Se puede aplicar con spray o con esponja. Procedemos a retirar el jabón a continuación.

Paso 5: ya tenemos la moto limpia, pero mojada. Aprovechamos para secar la moto soplando con un compresor (si contamos con él) para eliminar el agua de las partes más recónditas. Arrancaremos la moto para que el calor disipe la humedad de todos rincones. Es un buen momento también para cerrar el depósito de combustible y dejar nuestra moto guardada correctamente.




Paso 6: ahora llega el momento de engrasar. De nuevo sobre el caballete, rociamos la cadena por completo con el spray de cadenas Repsol Chain. A continuación, ayudándonos de spray multiusos de Repsol engrasaremos todos los elementos móviles de relevancia. Nos referimos a las bieletas, las articulaciones de las estriberas, además de los muelles de las palancas de cambio y freno.

Paso 7: si le toca, es un buen momento para limpiar el filtro del aire de tu moto de trial.

Paso 8: para los más exigentes, Repsol también comercializa un spray llamado Silicone, que garantiza un terminado perfecto en todos los plásticos.

Paso 9: procura almacenar tu moto de trial sobre un caballete, ya que la baja presión de las ruedas favorece la deformación del neumático si está apoyado recibiendo todo el peso sobre un mismo punto durante días o semanas.

Siguiendo estos pasos nos encontraremos siempre la moto perfecta cuando vayamos a usarla. Podemos completar esta operación en menos de 10 minutos y estaremos previniendo la aparición de óxidos, así como el correcto funcionamiento y durabilidad de todos los componentes de la moto de trial.

 

RELATED ITEMS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *