Hace casi tres décadas que Gas Gas inició su actividad industrial con la producción en serie de motos de Trial. Corría el año 1986 cuando la Gas Gas Halley 325 PXC, construida bajo la batuta del célebre J.R. Paxau, se presentaba como una novedosa e interesante alternativa nacional en el mercado. A día de hoy, Gas Gas ha pasado de ser una alternativa a todo un referente. El mejor ejemplo para ilustrar la óptima trayectoria de la marca gerundense es ponerse a los mandos de la que, probablemente, sea la mejor edición que jamás ha salido de las cadenas de montaje de Gas Gas: la TXT PRO Réplica Factory 2013.

Para contextualizar mejor esta versión limitada, os adelantamos que sustituye a la tradicional “Raga Réplica” que ininterrumpidamente desde 2003 Gas Gas ha ido lanzando a mediados de año para completar su gama de serie con un producto más exquisito y sofisticado, basándolo fundamentalmente en el trabajo de su equipo de competición.

Resulta curioso, al menos hasta que te pones a sus mandos, que el lanzamiento de la Réplica Factory sea casi paralelo a la presentación de la gama 2014 de Trial, con la particularidad añadida que en esta ocasión convivirán desde el primer momento los modelos TXT Series y TXT Racing. En total tres modelos diferentes, entre los cuales nuestra protagonista representa el máximo exponente. 

FAMILIA NUMEROSA. ¿DÓNDE ESTÁN LAS DIFERENCIAS?

Todas ellas parten del mismo bastidor, mecánica y cilindradas. Para comprender realmente qué te aporta una versión Racing o Factory debes, bien tener un nivel de pilotaje medio – alto, o simplemente que te seduzcan los acabados de estas versiones especiales.

Una comparación básica podemos hacerla entre los componentes que “se ven” y los que “se sienten”. Gas Gas ha sabido cómo hacer para que los modelos “Racing” y “Factory” enamoren a primera vista; tanto que, en cierta forma, el modelo de serie parece excesivamente descafeinado al lado de sus hermanas.

ggfactory13test3
La espectacular horquilla Tech es la gran protagonista de este modelo
ggfactory13test2
La gama más alta de la TXT PRO cautivará especialmente a los pilotos más exigentes

Entre los componentes que “se ven” de nuestra protagonista destaca especialmente la nueva horquilla Tech con barras doradas, seguida de una nueva cromática –bastidor blanco y basculante gris grafito-, componentes con diferente anodizado y los adhesivos del modelo.

Probablemente, a simple vista ninguno de estos argumentos justificaría el sobreprecio de esta edición limitada, pero sí cuando descubres todo aquello “que se siente”. Empezando por la mencionada horquilla con barras de aluminio, que es 700 gramos más ligera que su predecesora, acompañada por el nuevo amortiguador Reiger, el carburador Keihin, la caja de filtro de aire con mayores dimensiones, el optimizado radiador Behr o los ajustes en el mapeado del encendido.

ggfactory13test4
Ligereza, equilibrio, experiencia y un motor potente son algunas de sus claves
ggfactory13test5
La nueva factory se ha presentado casi simultáneamente a sus hermanas TXT series y Racing 2014

A LOS MANDOS

Como de sentimientos y sensaciones van las claves de esta prueba dinámica, nos equipamos para llevar a la “Factory” hasta su hábitat: las zonas.

La nueva Gas Gas no solo entra por los ojos, especialmente por su frontal, donde la nueva horquilla Tech invita a descubrir qué hay más allá de su impecable acabado. Es importante apuntar que Gas Gas ya equipó satisfactoriamente su “Raga Réplica” 2012 con Tech, por lo que teníamos referencias frescas para una comparativa objetiva.

Aunque nuestra unidad de pruebas es una 280cc., debemos señalar que también está disponible en las cilindradas 250 y 300. La diferencia más destacable respecto a las anteriores ediciones limitadas es que la 250, hasta ahora excluida en la alimentación, recibe un carburador Keihin como el de sus hermanas. Tú decides si buscas un motor con mucho par y contundencia, como el 300, o prefieres la fusión entre dulzura y linealidad del 250. La versión 280 tradicionalmente ha sido la más demandada por el usuario de Gas Gas, probablemente por tratarse de un término medio o sencillamente por la explosividad y reacciones tan vivas que ofrece al piloto en cualquier régimen.

ggfactory13test6
La primera y última Gas Gas frente a frente. Casi 30 años de historia les separan

A lo largo de nuestra prueba la 280 se ha comportado como un reloj. El motor está siempre lleno, ofreciendo una entrega de potencia que no es difícil dosificar y físicamente no resulta agotadora. Su carácter mantiene la esencia de anteriores ediciones, así que rápidamente llegas a comprender sus reacciones e invita constantemente a exprimir un potencial intrínseco bastante superior al que normalmente puede demandar cualquier piloto de nivel medio-alto.

En estas circunstancias, lo que agradece a los mandos es que sea noble e intuitivo para un pilotaje efectivo. Las mejoras efectuadas en refrigeración y respiración, por tanto, son muy positivas. También nos ha gustado el tacto y rendimiento de la nueva bomba de embrague BK (firmada por J. Juan), haciéndonos olvidar la pesadilla de los equipos Fórmula que hemos sufrido en 2012 y dejar de echar de menos a los clásicos AJP.  

EL ZAPATO DE LA CENICIENTA

Si a nivel mecánico la “Factory” nos parece que sigue una línea conservadora a la par de efectiva, sin grandes apuestas ni riesgos, en la parte ciclo es donde realmente Gas Gas ha puesto toda la carne en el asador y donde verdaderamente es capaz de justificar el por qué acabar decidiéndose por abonar el sobreprecio de esta edición limitada.

El trabajo efectuado en el equipo de suspensiones es el culpable de una rebaja superior al medio kilo de peso en el conjunto. Esta cifra sería casi ridícula si no indicamos que está concentrado en el tren delantero y se traduce dinámicamente en una agilidad soberbia. Tampoco serviría de nada si esta ligereza se consiguiera a costa perder aplomo o provocar un desequilibrio de masas, cosa que afortunadamente no ocurre.

Respecto a la nada despreciable Marzocchi de serie nos encontramos con una horquilla más rápida y capaz en los momentos de máximo esfuerzo. Progresividad, estabilidad y una sensación permanente de que la moto ayuda técnicamente al piloto en cada obstáculo.

ggfactory13test7
La nueva Factory estrena bastidor blanco y cromática
ggfactory13test8
Los cambios de la Factory no solo se ven, también se sienten

A pesar de estos apuntes, es egoísta pensar que estas buenas sensaciones del conjunto no tienen también su causa en el tren trasero. El binomio Gas Gas – Reiger es una apuesta constante en todas las ediciones especiales desde la TXT Raga Réplica 2011 como alternativa “pro” al Sach que equipa la gama de serie. Como indicábamos anteriormente, el nuevo amortiguador que monta la “Factory” recibe tanto acertadas mejoras estructurales –ahora el depósito de gas está en la parte inferior y no recibe tanto calor del escape- como en sus reglajes.

El resultado es un amortiguador de gran sensibilidad en su primer tercio de recorrido que absorbe con suavidad los pequeños obstáculos y contundente en las zonas de máximo nivel. Quizás las diferencias con su predecesor no resultan tal evidentes como en el tren delantero, pero su sobresaliente rendimiento está fuera de toda dura. 

Otro apartado importante donde se ha trabajado en la línea correcta es el equipo de frenado. Mencionábamos anteriormente las buenas sensaciones de la bomba de embrague firmada por BK, sumistrador también de las bombas y pinzas de freno. La eficacia de este conjunto no tiene precedentes: contundente y progresivo para modular facilmente la potencia. A esto debemos añadirle un tacto óptimo, relativamente suave y directo. La mejoría es más evidente si comparamos el equipo BK con los Fórmula anteriores, especialmente cuando nos referimos a un componente tan crítico en Trial como son los mandos, donde la precisión y confianza del piloto en las reacciones que provoca ha de ser máxima.

ggfactory13test11
Detalle del nuevo basculante y excéntricas
ggfactory13test12
Las nuevas bombas de embrague y freno BK representan una gran mejora dinámica

En resumidas cuentas, probablemente estamos ante la mejor versión de Trial jamás fabricado por Gas Gas de cara al piloto exigente y con un nivel medio-alto. Para cualquiera de estos usuarios ya solamente la mejora en el equipo de suspensiones justifica con creces el sobreprecio respecto al resto de versiones TXT. El resto son mejoras que le sientan bien y contribuyen a mejorar las sensaciones dinámicas del conjunto, pero podríamos vivir sin ellas.

Para pilotos nóveles o con un nivel básico que quieran ponerse a los mandos de una “Factory”, les recomendamos su versión 250 que, recordamos, ya viene vitaminada respecto a su homónima de serie con un carburador Keihin. Probablemente, más motor pueda llegar a ser contraproducente en términos de efectividad y fatiga por sus rápidas reacciones. Eso sí, todas las mejoras mencionadas en el artículo son apreciables por cualquier piloto al menos en “feeling”, pero no serán determinantes para progresar en los niveles de iniciación.

Texto y acción: David Quer 

Fotos: Javier García – EnduroPro 

 

ficha gg factory13

 

 

RELATED ITEMS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *